add share buttons
Noticias

kombucha: el té gasificado que ayuda a la digestión

  • Surgen productos naturales que, bajo ciertos cuidados, ayuda a los dolores después de comer.

Le duele el estómago después de comer, siente hinchazón o le cuesta ir al baño. Son problemas bastante comunes, pero que pueden tener algo de solución con productos naturales que pueden ayudar a digerir mejor los alimentos.

¿Un té con gas? Puede parecer extraño, pero le llaman la bebida de la inmortalidad y hoy está de moda. La kombucha es un té fermentado que se consume habitualmente en oriente por sus múltiples propiedades: es probiótico, ayuda a desintoxicar, mejorar el sistema inmune, prevenir el cáncer, pero también ayuda a mejorar mejor los alimentos que comemos. Ahora, ya se produce en Chile y las botellas con este brebaje comienzan a aparecer con fuerza.

“Hay personas que piensan que es tomar cualquier gaseosa, para quitar la sed, pero no es así porque es una bebida más medicinal, de origen ancestral. Hoy se venden de muchos tipos, donde su proceso de elaboración es muy similar, pero cambia en su sabor porque algunos le echan endulzante y ya deja de ser natural porque la arruinas un poco. Hay otras que la fermentan por menos tiempo también”, Ivanna Mielniczuk, encargada digital de KombuChile.

La nutrióloga de la Clínica Terré, Dra. Catalina Silva, explica que su consumo mejora la microbiota, que son las bacterias que viven en el tubo digestivo.

“Ayuda a extraer la energía desde los alimentos y a regular tanto el almacenamiento de grasa como el desarrollo de procesos inflamatorios en el organismo. Por ende, todo el proceso digestivo mejora”, afirma. María de los Ángeles Barrios, nutricionista de Clínica La Parva, agrega que también combate el estreñimiento y los síntomas del colon irritable.

Eso sí, hay que sobrepasar la barrera del sabor. “Tiene un sabor un poco avinagrado. La primera vez que la probé sentí un ligero sabor a chicha, pero hay kombucha de distintos sabores con toques de berries, jengibre, cítricos, canela, etc., que hacen que sea rica de tomar”, cuenta Silva.

Mielniczuk afirma que no es una pócima milagrosa, porque no es que se tome una y surja efecto inmediato. Debe hacerse de manera frecuente, y en lo posible, más de una botella al día.

kombucha

Como es un líquido fermentando, recomiendan tomarla de forma gradual.  “Podemos ver alterada nuestra flora intestinal y tener leves molestias gástricas si tomamos grandes dosis de una vez. Para los que inicien, sólo con medio vaso en la mañana o dividido en dos tomas (medio vaso en la mañana y medio por la tarde), y luego pueden ir aumentando hasta encontrar su dosis adecuada”, dice. No obstante, personas con problemas al hígado u otros, recomiendan primero consultar a un especialista para que autorice su consumo.

La caja de 12 botellas naturales y saborizadas va desde los $20.990 en Kombuchile www.kombucha.cl . La marca kombu venden desde $1.500 la unidad en www.kombu.cl. En Della Natura hay diversas marcas desde $2.690 la botella.

OTRAS OPCIONES PARA LA DIGESTIÓN

Lo más tradicional: el té

Las aguas de hiervas de ruda, cedrón, manzanilla o el té verde o matcha son lo más clásico a la hora de querer aliviar dolores estomacales por comer.

“El té verde tiene polifenoles (antioxidantes) que atacan una gran variedad de bacterias y virus, protegiendo así todo el proceso digestivo. El té Matcha, tiene en abundancia el polifenol Epigalatocatequina, que es un anti-inflamatorio natural de todos los órganos implicados en la digestión”, cuenta Sebastián Caram, Gerente Técnico de Adagio Teas. La recomendación es tomarlo a diario y con agua filtrada a menos de 80°C. “Si está a más o se infusionó por más de tres minutos será astringente y difícil de tomar”. El te matcha está a $14.900 en Adagio.cl

El aloe protector

Otra opción es el Kalanchoe Aloe Gel ($10.990 en Farmacias Knop), un brebaje de aloe Vera, Kalanchoe, miel de abejas y Ácido cítrico, que actúa como un protector del sistema digestivo desde el esófago hasta el intestino. “Contiene polisacáridos, vitamina C y E,  además de Zinc, posee elementos que intervienen en el proceso de reparación tanto de la epidermis como de mucosas.Y ayuda al intestino grueso a que las heces no se endurezcan”, dice María Elena Rudolphi, químico farmaceuta de Farmacias Knop. Se deben consumir tres cucharadas al día. Ahora, afirma que si se comió o bebió en exceso.

Maquí para la inflamación 

El popular maqui tiene componentes como los taninos, que frenan los procesos de inflamación intestinal y limitan la formación de adipocitos, células donde se acumula grasa. “Su efecto no es instantáneo, la recomendación es consumirlo todos los días”, explica Catalina Leiva, brand manager de Arauco Nutrientes Naturales. Explica que cualquier formato de maqui sirve, pero el más óptimo es el liofilizado es 100% fruta donde se mantiene inalteradas sus propiedades nutricionales del maqui. La dosis indicada es 1/2 cucharadita de 2 g en las mañanas. Los 60 gr. cuesta $4.570 en Hogarsaludable.cl.  También hay aguas saborizadas con maqui Más Maqui ($990 en Jumbo).

ALERTA: Es mejor después de las comidas

Los problemas de digestión se producen no sólo por mala alimentación – bajo consumo de fibra – o hidratación, por no tomar agua, sino también por comer rápido o el estrés, explica María de los Ángeles Barrios, nutricionista de Clínica La Parva.

Como recomendación, a la hora de escoger una infusión, dice que deben tomarse después de las comidas porque ayudan a mejorar los malestares gástricos. Si alguna utiliza agua caliente, evitar que sea hirviendo, ya que se pierden mucho de los beneficios. “Y se debe tomar de forma constante, ya que se ingiere muy poco de cada una de estas infusiones, es difícil obtener los beneficios. También es necesario mantener un equilibrio en la alimentación, si no los efectos no funcionarán”, detalla.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*