add share buttons
Noticias

Chicha morada: el refresco peruano que le hace la competencia a las bebidas y jugos naturales

  • Es un jugo de maiz hervido que, además, tiene membrillo, piña, manzana y hasta clavo de olor.

Por Francisca Orellana

“Prúebela, no se va a arrepentir”, suele ser la frase habitual de los garzones de restaurantes peruanos cuando un cliente pregunta qué recomendación tiene. El infaltable es la chicha morada, un refresco originario del país vecino que se está haciendo cada vez más popular en Chile por la masificación de los locales peruano, y que llama la atención no sólo por su nombre que nos evoca al trago de la uva local, sino por su color, porque efectivamente es morado. ¿Ha probado algo morado que no sea la uva o la betarraga?

“Llama mucho la atención por su color, a los clientes les cuesta en un principio probarla porque no está acostumbrado a una bebida de este tipo, pero una vez que lo hacen les gusta mucho porque es muy refrescante”, cuenta Héctor Cruz, bartender del restaurant peruano Pachas, donde el vaso cuesta $3.900.

Jordan Vásquez es bartender y lleva dos años en el restaurant Machu Pichu. Dice que su consumo va en incremento: “Ahora se pide más que antes porque es más conocida, al principio se miraba con reticencia y había como barrera. Ahora no,  lo piden con frecuencia”.

La comparan a la limonada: “puede ser su competencia porque también es popular pero hecha de maíz morado, membrillo, piña, clavo de olor, manzana y azúcar al gusto, pero puede no llevarla también. La gracia es que se tiene que hervir más de una hora y luego hay que colarlo, se puede hacer en la casa incluso”, detalla Cruz.

Si bien la palabra chicha se puede asociar a un trago alcohólico como la chicha chilena, lo cierto es que no lo es. “De acuerdo a su forma de preparación tradicional no hay fermentación de productos. Sino que al hervir el maíz morado junto con la piña y el membrillo, nos permite obtener un jugo de maíz morado”, explica Úrsula Sánchez, nutricionista y académica de la Escuela de Nutrición y Dietética Universidad de Las Américas. Detalla que el maíz morado tiene un alto contenido de antocianinas, que tienen propiedades funcionales y bioactivas, y las que le otorgan su color característico. “Pero por su preparación, si inactivan sus propiedades por lo que sólo estaríamos consumiendo el jugo de maíz morado, sin obtener los beneficios antioxidantes”, comenta.

No sólo se puede pillar chica morada en formato de refresco, sino también en versión sour y postres como la mazamorra morada, muy parecida en textura a una gelatina.

¿A qué sabe?

La verdad es que dicen que es tan especial, que tiene un sabor único y no se parece a nada conocido en Chile. “Es difícil de describir a qué sabe, pero es dulce y fresco. Es complicado dar con un símil, es distinto por ejemplo al sabor de un jugo de frambuesa”, afirma Jordan Vásquez, bartender del restaurante Machu Pichu.

No hay nada parecido en Chile, dice la intérprete en inglés Milagros Rivas (29 años). Peruana de nacimiento, pero viviendo hace varios años en Chile, dice que incluso, “no he probado nada acá que se le parezca. Incluso, algunas tienen un sabor diferente a la que tomo en Perú, no sé si es por la diferencia que hay en la calidad del agua o usan otros ingredientes, pero no se asemeja en un 100%. La he tomado en lugares como el Ají Seco, donde se asemeja bastante”. De hecho, cuenta que en el país vecino es tan popular que no sólo se vende en restaurantes, sino también en puestos en la calle o se hace en casa. “Lo venden de litro, en botellas y hasta en bolsitas, que van desde los $200”, cuenta.

¿Con qué acompañar?

Si bien dicen que este refresco queda bien con cualquier plato, recomiendan probarla con un ceviche. “Como es también una preparación también fresca, sabe aún mejor. En general, es una bebida que se recomienda mucho tomarla bien helada con mariscos porque da más frescura aún”, detalla Cruz.

Si tiene temor a que le pueda quedar manchada la boca, no tenga problema. “No deja nada teñido ni manchada la boca, pero si se cae a la ropa mancha, pero sale fácil igual”, dice Vásquez.

El auge de los refrescos

“Ahora la gente no se va tanto por las bebidas tradicionales (gasificadas) sino por los jugos naturales o los tragos, están en una etapa en que les gusta explorar cosas nuevas y toma la chicha morada, limonadas y jugos naturales en vez de las bebidas”, explica Vásquez.

Coincide Gustavo Gessler, jefe de restaurante italiano Mattarello, que del total de los refrescos que venden al día, el 60% corresponde a limonadas y el resto a bebidas. “Se está en una tendencia a todo lo natural, donde la gente quiere probar productos naturales y las bebidas están pasando a segundo plano, por eso tenemos en la carta una variedad de jugos naturales y limonadas distintas como la mixta con albahaca, menta, jengibre o la limonada mattarello, que viene con albahaca, jengibre y piña. Y en nuestros menús y promociones de almuerzo siempre vienen con limonada o jugos”, detalla.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*