add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Comer caminando podría favorecer la obesidad

Las prisas del día a día han hecho que en muchas ocasiones ya no nos tomemos ni un descanso para comer. Cada vez se ve a más gente almorzando en los transportes públicos o incluso comiendo un bocadillo o algún otro alimento take away por la calle durante sus desplazamientos.

Sin embargo, esta práctica podría ser perjudicial para nuestra salud…Y es que un trabajo de la Universidad de Surrey (Reino Unido) ha revelado que comer en esta situación no significa solo que no favorezca la pérdida de peso, sino que por el contrario, podría fomentar la obesidad.

Según los resultados publicados en la revista Journal of Health Psychology, comer andando también llevaría a comer más que en otro tipo de situaciones que están asociadas a un mayor consumo.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores de la Universidad de Surrey analizaron a 60 mujeres a las que se les ofreció una barra de cereales para que se la comieran en tres situaciones diferentes: mientras veían la serie “Friends”, caminando por un pasillo o sentadas y charlando con un amigo. Tras la ingesta de cada una de las barras de cereales se les ofrecían distintos aperitivos para medir su hambre.

De esta forma concluyeron que las mujeres que habían estado caminando comían cinco veces más chocolate y más aperitivos a nivel general.

“Comer mientras caminas puede hacer que las personas que hacen una dieta coman más a lo largo del día. Caminar es una poderosa forma de distracción que interrumpe la capacidad para procesar el impacto que tiene el alimento en el hombre, explica Jane Ogden, autor de la investigación, quien también considera la posibilidad de que se coma una mayor cantidad en esta situación “como una forma de recompensa”.

En cualquier caso, Ogden cree que aunque caminar ha tenido un mayor impacto, cualquier forma de distracción como comer en el puesto de trabajo puede acarrear un aumento de peso, ya que “hace que uno no se concentre totalmente en la propia ingesta de los alimentos”.

Fuente: http://consalud.es

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*