add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Aprende a reconocer tu tipo de piel

  • Saber qué tipo de piel tienes es más importante de lo que se cree. Dependiendo de eso se puede elegir los productos, tratamientos y cuidados específicos para prevenir arrugas o lesiones como el acné, por ejemplo.

Identificar qué tipo de piel tiene cada persona, no es tan simple y por eso que la cosmetóloga de Clínica Le Ciel (www.leciel.cl), Natalia Carvajal, entrega los siguientes consejos de acuerdo a tu tipo de piel.

Si notas que es una piel sin brillo, opaca, tirante, con tendencia a agrietarse y a las arrugas y además tiene poros muy finos, estamos hablando de una piel muy seca.

En este caso debes considerar que se refiere a un estado de la piel que por la constante exposición a factores como el sol, la contaminación, la mala alimentación o simplemente por el paso de los años podrá sufrir transformaciones y resecarse.

Si notas brillo, es aceitosa, tiene poros dilatados, granitos y/o puntos negros en áreas como las aletas de la nariz y su textura es resbaladiza, eres de las que tiene piel grasa.

Si al tocarla sientes que hay zonas secas y otras más grasosas, como la zona T (frente, nariz y barbilla), entonces es mixta.

Por último, si la textura es compacta, significa que está muy bien hidratada y se encuentra equilibrada entonces tienes piel normal.

¿Cómo debes cuidarla?

Según la experta, la piel normal necesita una crema hidratante durante el día (base emulsión o gel), y una crema nutritiva durante la noche. De esta forma el PH de la piel se mantendrá ligeramente ácido. También se recomienda usar cremas antiarrugas, si la piel es madura y siempre aplicarse filtro solar

Las pieles secas se caracterizan por la falta lípidos, que la ayuden a retener humedad, por lo mismo necesitan una súper dosis de hidratación, puede ser en gel o cremas libres de alcohol para no resecar aún más la piel, y siempre acompañarlo de un buen filtro solar. Evita usar jabones que aumenten la sequedad, tonifica la piel con productos hechos para piel seca y utiliza tratamientos para el contorno de ojos desde temprana edad.

Para las pieles grasas se sugiere utilizar lociones en gel, libres de sustancias ásperas y que contengan filtro solar. No se recomienda limpiarlas en exceso porque eso puede estimular la generación de más grasa por parte de las glándulas sebáceas. Las lociones astringentes son muy recomendables para mitificar la piel y por nada del mundo apliques productos con alcohol, fragancias o petroquímicos o podrías lesionar la piel.

Si la tuya es una piel mixta debes usar productos específicos e hidratar y proteger tu piel con productos hechos para piel normal.

¿Qué pasa si no cuido mi piel con el tratamiento correcto?
Es un muy común y un gran error no considerar el tipo de piel y el tipo de producto que tu piel necesita a la hora de hidratarla. Por ejemplo, el objetivo de los productos para pieles secas es aportar nutrientes y más hidratación, en cambio, los productos para pieles grasas buscan equilibrar los nutrientes y lípidos naturales de la piel y entregar una hidratación precisa para no estimular más las glándulas sebáceas.

Entonces, si usas productos de piel grasa en una piel seca no la estarás hidratando correctamente ni entregándole los nutrientes que necesita y, por el contrario, si usas productos de piel seca en una piel grasa estarás entregándole más lípidos de los que tu piel necesita y estimularás más las glándulas sebáceas provocando la aparición de más granitos y puntos negros

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*