add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Cómo evitar la transpiración y cuidar las axilas

Si hablamos de cuidado de la piel, probablemente pensemos en las precauciones que hay que tener con el sol, el uso de cremas y la limpieza de esta, centrándonos principalmente en nuestra cara. Pero la piel forma parte de todo nuestro cuerpo y hay zonas que, aunque a veces están más ocultas, también hay que poner atención, como lo son las axilas.

Post gimnasio, durante una ola de calor, o con el uso de telas sintéticas en invierno, se puede generar transpiración excesiva e incluso mal olor, lo que podría dañar la piel de esa zona.

¿Cómo evitar esto? Con un buen desodorante que contenga ingredientes efectivos y dirigidos no solo a repeler el sudor, sino también al cuidado de la piel.

Junto a la experta de Dove, Mariana Vicenzzi, te presentamos algunos consejos para mantener tus axilas frescas, hidratadas y libres de irritación, y así sentirte cómoda, segura y sin inhibiciones al momento de mostrarlas.

1: Minimiza el sudor

El uso de antitranspirante siempre es un salvavidas. Minimiza los olores de las axilas reduciendo la cantidad de sudor, mientras que cuida y protege la delicada piel de ellas. Un ejemplo, es el Antitranspirante Dove Original Aerosol que combate efectivamente todos estos problemas.

2: Deja que tu piel respire

Usa ropa hecha de fibras naturales, como la lana, seda o el algodón, ya que permiten que la piel respire, dejando que la transpiración se evapore más rápido, por lo que es menos probable que tus axilas tomen mal olor o enrojecimiento por roce. Trata de evitar ropa de tela sintética que irrita o produce alergias en esta zona.

3: Previene y protege

Incorpora el antitranspirante a tu rutina a la hora de acostarte. No sudamos mucho durante la noche, lo que le dará más tiempo al antitranspirante para absorberse en tu piel. Para esto, puedes probar el Antitranspirante Dove Go Fresh Pepino y Té Verde: despertarás con las axilas oliendo bien y con una sensación de frescura inigualable.

4: Hidrátate

La transpiración es la forma en que nuestro cuerpo le hace frente a los cambios de temperatura, ya que está compuesto por un 95% de agua y un 5% de electrolitos y actúa como un sistema termoregulador. Es por eso que la hidratación de la piel y el organismo en general, es un elemento fundamental para contrarrestar la pérdida de agua  por transpiración excesiva. Beber 2 litros de agua diarios junto al uso de los desodorantes antitranspirantes de Dove, puede mantenerte segura y tranquila todo el día, ya que evitará la resequedad de esta zona.

5: Refresca

Esto quizás puede sonar obvio, pero asegúrate de recordar volver a aplicarte el antitranspirante antes de hacer cualquier cosa que te haga sudar, ya sea para ir al gimnasio, o subirte a la micro o el metro en hora punta.

Recuerda que más allá del olor, es fundamental proteger tus axilas con un desodorante de calidad que cuide tu piel y te haga sentir protegida, para que en los momentos en que debas mostrar abiertamente tus brazos y axilas, no sientas inhibiciones ni molestias físicas.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*