add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

¿Cuánto hay que esperar para someterse a una cirugía plástica tras un bypass o manga gástrica?

  • Los especialistas advierten que hay que esperar a estabilizarse en el peso antes de entrar a pabellón para una cirugía reconstructiva. 

Por Francisca Orellana

Todos los que se han hecho una cirugía bariátrica  y han bajado drásticamente de peso saben que la piel es una de las que más sufre con la operación, la cual queda más suelta de lo debido. Es un efecto secundario muchas veces indeseable. 

Aunque se usen cremas, ejercicios y otros cosas, los rollitos y pliegues molestosos siguen estando ahí. Hay algunos que aprenden a querer y amar su nueva anatomía, pero hay otros que les afecta a tal punto de no desear su nuevo cuerpo y necesitan sacar cuanto antes la  piel en exceso que tanto molesta.

Ahí es cuando surge la necesidad de una cirugía plástica reconstructiva, ya que no sólo estamos hablando de una disconformidad estética, sino también de una dificultad en la vida cotidiana, ya que los pliegues generan problemas cutáneos como infecciones o erosiones de la piel.

¿Cuándo es el momento indicado para realizar una cirugía plástica después de una cirugía bariátrica? El cirujano plástico y docente de Cirugía Plástica de la facultad de Medicina de U. Católica, Claudio Guerra,  explica que se recomienda esperar entre 1 año y un año y medio después de realizada la cirugía bariátrica, ya que “así se permite que tenga un peso estable y sin fluctuaciones importante. En esa fecha, el paciente se encuentra cercano al peso deseado”, dice. 

Es ese sentido, recalca que “el factor más determinante es la obtención de un peso estable es  que no tenga oscilaciones importantes, que sea un paciente nutricionalmente apto y sin contraindicaciones médicas. Esto habitualmente se logra después de un año de la cirugía bariátrica”. Así, es posible predecir una estabilidad en los resultados de la cirugía plástica.

Se recomienda esperar entre 1 año y un año y medio después de realizada la cirugía bariátrica, ya que “así se permite que tenga un peso estable y sin fluctuaciones importante. En esa fecha, el paciente se encuentra cercano al peso deseado”, dice. 

Por otro lado, Luis Manriquez,jefe de Cirugía de Obesidad del Hospital Militar y cirujano de Obesidad de Clínica Alemana, agrega, que en el caso de las mujeres, recomienda esperar primero pasar por la etapa de la maternidad antes de someterse a una cirugía plástica. Embarazarse después de una cirugía reconstructiva puede cambiar los resultados de la misma luego del parto.

¿Qué me puedo operar?

La cara, cuello, brazos, mamas, abdomen y muslos son las zonas que habitualmente tienen un impacto con la cirugía y presentan excedentes de piel significativas si es que la obesidad era alta.

“Las zonas más frecuentemente operadas en este grupo de pacientes son el abdomen y las mamas. Las cirugías realizadas en este caso son la abdominoplastía, consistente en resecar el excedente cutáneo y adiposo de la región abdominal ; en el caso de las mamas, muchas veces la mastopexia es la cirugía realizada,  en la cual se reseca el excedente cutáneo, remodelando y reposicionando la mama con o sin la ayuda de un implante de silicona. Ambas cirugías podrían llegar a ser realizadas en un solo procedimiento, dependiendo de cada paciente y del riesgo que conlleva”, afirma el especialista de la Red Salud Uc Christus. 

¿Abdominoplastía o liposucción?

El abdomen es una de las zonas que más se operan los pacientes. Ahí surge la duda de si realizarse una abdominoplastía o liposucción. La decisión va a depender de la relación entre la piel y el tejido adiposo excedente.

“Es necesario evaluar la existencia de excedente cutáneo, ya que cuando predomina el exceso de tejido adiposo con piel de buena calidad en pacientes jóvenes, podría estar indicada una liposucción, consistente en la aspiración del tejido graso”, dice Claudio Guerra.

Sin embargo, acota que “en la mayor parte de los casos, estos pacientes presentan excedentes tanto de tejido  adiposo como de piel, con  laxitud marcada, con o sin alteración de la pared muscular, por lo que habitualmente la indicación es  de una abdominoplastía, en que  se reseca el excedente de piel y grasa, reparándose la pared muscular del abdomen”, afirma.

También está la opción de realizar las dos cirugías de forma simultánea. “En ocasiones ambas cirugías pueden combinarse para lograr mejores resultados, pero debe evaluarse cada paciente en forma individual y determinar cuál o cuales son las cirugías indicadas en cada caso”, afirma. 

Ya lo saben, si no están conformes con su cuerpo, hay caminos que pueden ayudar a resolverlo. Hay ocasiones en que este tipo de operaciones tienen cobertura en las isapres ya que es una consecuencia de la operación anterior, y más aún si la piel genera problemas importantes como infecciones. 

 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*