add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

#mamaprimeriza: Las cosas (que no te cuentan) que debes echar en tu bolso el día del parto

Sostenes cómodos sin barba o que tu pareja también prepare su bolso son cosas más que necesarias

Por Francisca Orellana

Semanas antes del nacimiento de mi hija, busqué harta información de qué cosas tenía que llevar a la clínica. En todas me aparecían más menos lo mismo y así me preparé. Pero hubo varias cosas que nadie dice que lleves – por vergüenza, tabú o quizás qué-, y que son igual de necesarias. Acá te las cuento!

Cuatro o cinco mudas de ropa, baberos o tutitos, los pijamas, las pantuflas, tus cosméticos (que apenas usas) y otras tantas cosas que aparecen en la clásica lista de qué llevar a la clínica para el nacimiento de tu bebé. Sin embargo, cuanto te toca vivirlo, la realidad es muy distinta y te empieza a hacer falta una serie de cosas importantísimas que te harán la vida más cómoda en un momento tan importante como este.

1– Si bien te piden llevar pijama, nadie te cuenta que el busto, (pechugas, teta o mamas) te crecen mucho por la leche. Por ende, no hay que llevar pijamas de lactancia sólo porque son lindos..hay que buscar aquellos que te sostengan bien la delantera por muy feos que sean. Hay que buscar aquellos que tengan en lo posible sostén incorporado para que las pueda sostener bien, o bien, ocupar de inmediato sostenes de lactancia hasta en la noche.

Fue la primera recomendación que me hizo la matrona. Mi problema fue que, si bien llevé los sostenes de lactancia, ya no me cerraban porque post cesárea me hinché mucho. Tuve que pedir que me compraran extensores (si tienen en la casa, llévenlo por si acaso). Por eso, creo que es mejor comprar un pijama con sostén incorporado.

2- El tema de los sostenes es un mundo. Yo me compré unos con barba y encaje bien lindo, pero al momento de usarlos los odié porque me apretaban mucho y sentía muy incómoda. Al final uno de algodón bien simple, sin encaje ni barba que encontré de la marca Flores, y que me costaron más baratos, me funcionaron de maravillas y hasta duermo con ellos. Los tipo deportivos también sirven mucho.

3. Calzones «tipo abuela». Como hay que usar apósitos por varias semanas después del parto, te sugiero que si no usas calzones anchos, consideres llevar un par para andar más cómoda mientras estás hospitalizada, y te puedas mover con tranquilidad. Yo usualmente era talla M, pero como me hinché me quedaba bueno un L.

4. Ropa de lactancia. Yo me iba a ir de la clínica con la misma ropa que entré. Un vestido escote en V de maternidad, que era expansible pero sólo en la parte del estómago. No asumí que iba a salir con una hija que le podía dar hambre en cualquier momento. Y así fue. Me dieron de alta, pero se demoraron tanto en venirme a buscar, que a la bendición le dio hambre y no tenía cómo darle pecho porque el escote del vestido no daba para estirarlo, era sólo un vestido de maternidad pero no de lactancia.

Ahí atiné que debí haberme comprado mejor ropa de lactancia desde el inicio porque hay muchos que sirven para las dos etapas. Obvio que no tenía nada útil a mano, y me tuve que poner un pijama para darle leche. Y con pijama también me fui a la casa por si le daban ganas de tomar de nuevo.

5. Batería externa de celular. Como te despiertas full temprano, el uso del celular es intensivo por lo que la batería se descarga rápido y para no andar pidiendo que te lo carguen, mejor asegurarse llevando una batería extra. Y ojo, aunque sientas que estás hinchada, despeinada y con mucho sueño, pide que te tomen fotos con tu guagua. Yo pedí re poco e igual me arrepiento un poco.

6. Un perfume. Tuve cesárea, no me pude levantar en dos días y no me pude bañar como en 3. Así es que uno igual se siente medio incómoda sin poder ir al baño como costumbre, por eso unas gotitas de perfume puede salvar de esa incomodidad.

7El bolso de tu acompañante. Se omite que quien te acompañará en esos días, tenga también sus cosas para cambiarse. Ya sea que te quedes con tu marido, amigo, pololo o polola, lo mejor es que también se hagan un bolsito especial. Te servirá también para guardar los regalos que te lleven las visitas, y no anden repartidos por la pieza.

8 La almohada de lactancia. No la llevé desde el inicio, pedí que me la trajeran desde el segundo día porque estaba solo con las almohadas tradicionales y me sentía incómoda durante la lactancia. Si bien es una almohada grande, tenerla desde el primer día en la clínica simplifica mucho el proceso y comodidad de la lactancia.

9. Su libro de recuerdos: quise plasmar y recordar sus primeros días, las personas que la fueron a ver, entonces lo primero que guardé fue su libro de recuerdos del primer año y una máquina de fotos instantánea para inmortalizar este momento.

10. Mallas para el sol en el auto: Si vas a tener a tu hijo en primavera o verano, guarda en el auto estas mallas o cortinas que ayudan a que no pase los rayos del sol hacia adentro. Me olvidé de comprar y cuando salimos de la clínica a ella le llegaba todo el sol en ese momento, que tuvimos que tapar con uno de sus tutos.

LISTA TRADICIONAL DE QUÉ LLEVAR A LA CLÍNICA

  • 5 o 6 pañales o tutos de tela. Idealmente llevar 100% que son más suaves.
  • 6 enteritos o conjuntos. Ojalá de algodón y no muy gruesos porque temperan la pieza a una temperatura adecuada al bebé y yo morí de calor. Aunque si hace frío, considera llevar uno de plush para la salida.
  • 6 bodies, ideal manga larga.
  • 6 panties de algodón.
  • 5 o 6 calcetines, por si fallan las panties. También piden mitones, pero no usé ninguno porque a ella le molestaban.
  • 2 o 3 gorritos de algodón, por si acaso. Yo usé sólo uno.
  • Un chal o mantita para arroparla y usarla en la salida.
  • Te piden llevar instalado el huevito de la silla, pero te aconsejo aprender a usarlo antes y no improvisar con tu hijo/a.
¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*