add share buttons
Noticias

Mitos y verdades sobre el coronavirus

Un ambiente de incertidumbre es el que se vive alrededor del coronavirus, hoy denominado Covid–19, y que ya se ha esparcido en diferentes partes del mundo.

Sin embargo, el infectólogo de Clínica Bupa Santiago, Ignacio Rodríguez, llama a mantener la calma y entregó detalles sobre este nuevo virus, el que se puede prevenir a partir de medidas básicas de higiene  al igual que otros virus respiratorios.

Mitos y verdades

El Covid–19 es un virus nuevo: Verdadero

– Los coronavirus (CoV) son una familia de virus que causan enfermedades respiratorias; desde el resfriado común, hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) o el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV).

El Covid–19 es una cepa de esta familia que no se había identificado previamente en humanos.

 

Se puede transmitir a través de objetos: Falso

– En este brote se ha demostrado que la ocurrencia de transmisión es de persona a persona, principalmente por contacto directo.

Es decir, por compartir espacios con algún afectado. No obstante lo anterior, el virus puede sobrevivir hasta 4 horas en superficies contaminadas, por lo que se recomienda además un aseo frecuente de superficies.

 

Tiene una alta mortalidad: Falso

– A la fecha tiene una letalidad de 0,7%, excluyendo el epicentro del brote; Wuhan, China.
Es una cifra considerablemente baja en comparación a otros virus, como por ejemplo, la Viruela o Sarampión.

 

La vacuna de la Influenza sirve para tratarlo: Falso

– La vacuna de la Influenza no sirve para tratar el Covid–19. Hasta el momento, no existe una vacuna o tratamiento específico para combatirlo.

En general, se tratan los síntomas como si fuera una gripe, y en los casos graves, se intenta mantener la función pulmonar
y cardiovascular mientras pasa la enfermedad.

 

La mascarilla es la forma más eficaz para protegerse: Falso

 

– Lo más importante es adoptar las medidas básicas de higiene que ayudan a evitar los contagios por vía respiratoria, como por ejemplo, el lavado frecuente de manos, toser y estornudar con la boca y nariz tapadas (cubrirse con el antebrazo y no con las manos), mantenerse a distancia de personas resfriadas y evitar viajar a las zonas afectadas.

 

La población de mayor riesgo son los adultos mayores: Verdadero

– Como ocurre habitualmente con los virus que afectan el sistema respiratorio, la población de riesgo es la más vulnerable; personas mayores o con enfermedades previas que afecten el sistema inmunológico.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*