add share buttons
Noticias

¿No te gustó el kale? Opciones para comerla camuflado

  • Su sabor amargo aleja a la primera, pero llaman a darle más de una oportunidad. Han salido productos que han mezclado su sabor para incentivar su consumo: snack salado o en formato cápsula.

Francisca Orellana

Es una verdura casi desconocida pero que de a poco gana espacio en las góndolas de supermercados y tiendas especializadas. Proviene de la familia del col, al igual que la coliflor o el brócoli.  

De color verde parecido a una espinaca o acelga, el kale es de un sabor tan intenso como amargo que sorprende, pero no del bueno. De hecho, es tan así que hay que acostumbrar un poco al paladar unas cuantas veces para que empiece a gustar. Sofía Bennett, nutrióloga del Centro Benefit Nutrición, lo ha comido: “puede resultar un poco amargo para algunos y la hoja es un poco dura cuando se come cruda, pero dentro de una ensalada o alguna preparación caliente como salteado de verduras le da un buen sabor y consistencia”, afirma. Recomienda mezclar sus hojas con otros vegetales o alimentos: “hay que picarlo bien fino y usar aliños que ayuden a suavizar su textura y sabor”.

Explican que sus beneficios para la salud son tantos, que vale la pena hacer la prueba porque está catalogada como superalimento porque tiene muchas vitaminas (A, C, K y las del complejo B) y es alto en fibra.

“Se habla que es un alimento funcional porque tiene mucha fibra, más que la acelga o la espinaca, lo que ayuda a disminuir el colesterol y a fortalecer las defensas”, cuenta María Francisca López, nutricionista de Clínica Vespucio.

Carolina Cruz, ingeniera en alimentos de Dole Chile, destaca sus altos niveles de  calcio, “condición que no se ve en otros vegetales”, indica. Señala que tiene 150 mg de calcio en 100 gramos, siendo que una lechuga puede tener 36 mg o en torno a los 56 mg la espinaca.  También sirve para los deportistas o los que andan con desanimo porque alivia el cansancio. “En muchos casos se siente así por carencia de hierro en el organismo y el kale es un aliado porque tiene un alto contenido de este mineral, primordial en la dieta”, afirma Camila Varela, químico farmacéutico de Farmacéutica Medcell.

En cuanto al precio, no es muy barato. El paquete de 100 gramos puede superar los $700 en tiendas especializadas. “Y a veces, puede superar la barrera de los $2.000 en los supermercados”, cuenta López. Por ejemplo, los 300 gramos está a $1.390 en Lider.cl. O $1.490 los 150 gramos en Jumbo.

Si no quiere hacerse cargo del vegetal completo, se han desarrollado opciones que le ayudan a camuflar o suavizar su sabor.

Snack con cebolla

kale

Existe en formato crispy o chip, donde el kale fue secado a bajas temperaturas y que lo deja con una textura crocante, como el snack Inspiral que viene mezclado con nueces, cebolla, sal, pimienta negra entre otros, y que queda listo para comer en el bajón. “Tiene un aporte calórico bajo, de sólo 160 calorías el envase. Es uno de los pocos snacks salados que existen. Lo recomendamos para comerlo directo o que se usen como crutones para sopas o ensaladas”, cuenta Pía Ramos, nutricionista y directora de la tienda saludable Mermoz.

Cuesta $2.090 en www.mermoz.cl

También tienen unas bolitas energéticas especiales para deportistas y veganos. Las Ginseng Kale ($990 los 22 gramos) que viene con frutos secos crudos como cranberries, almendras, dátiles, cajú y kale

Versión cápsulas

Medcell, a través de la marca VitaminLife, desarrolló el formato de kale en polvo en cápsulas para facilitar su consumo diario. “Muchas personas evitan comerlo en su versión original. Con esto, es una forma fácil y rápida de consumir este vegetal y aprovechar todos sus beneficios”, cuenta Varela. Cada píldora contiene solamente 500 mg del vegetal en polvo. “Si lo llevamos a verdura fresca, se recomienda al menos una taza de Kale al día y en una capsula obtenemos lo equivalente a este contenido diario recomendado”, detalla.

El frasco con 60 cápsulas de VitaminLifecuesta $14.990 en Salcobrand.cl

Mezclado con otras verduras

Dole comenzó a venderlo hace caso dos años en formato Kale baby, como mix de lechuga roja con Kale, listo para consumir. “Luego se sumó el formato de Kale baby solo, ideal para preparar ensaladas frescas”, dice Christina Mery, Gerente Retail de Dole Chile Mercado Local. La gracia es que viene la hoja cortada y sin tallo. Interés hay, acota, ya que su venta ha aumentado un 86% en 2018 versus el año pasado.

La caja de puras hojas de kale cuesta $1.390, mientras que el mix a $2.680 en Jumbo.cl

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*