add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

¿Es lo mismo un bloqueador factor 15 que uno de 30?

  • Dermatólogos explican cuándo aplicarlo

Por Francisca Orellana

Los bloqueadores tienen factor de protección solar (FPS) 15, 30 o 50. ¿Es el 15 mejor que el 50? Ester Santander, dermatóloga de Centros Médicos Vidaintegra explica que el número que elijas de tu crema equivale al tiempo mínimo que puedes estar bajo el sol sin quemarte o ponerte roja, pero ésta va a variar de acuerdo a la tonalidad de la piel y a edad.

“Las pieles blancas son las que tienen menor tolerancia al sol, se estima que a los cuatro minutos de exposición al sol se empieza a quemar la piel”, dice.

Personas con tez blanca y trigueña deben usar una crema FPS 30, que protege en torno a las dos horas. “Si usaran un factor 15, tendría protección de sólo una hora, y nadie está una hora bajo el sol o en la playa”, afirma. En pieles morenas, un bloqueador con FSP 15 protege unas tres horas, mientras que un factor 30 asegura una acción por cuatro horas.

“Las tonalidades oscuras naturalmente se defiende mejor de lo rayos ultravioletas y, por eso, tienen menos cáncer a la piel” explica Santander. No obstante, detalla que estas cifras están estudiadas teóricamente en ambientes cerrados. “Si se va a la playa o hay viento, el filtro se va saliendo, por eso la recomendación siempre es volver a aplicar cada dos o tres horas”, afirma. Además de la duración, el número también influye en la capacidad de filtrar los rayos UV.

“El FPS 15 tienen una capacidad de filtración de la radiación ultravioleta en un 32%, mientras que el 30 llega al 95% y un factor 50 llega al 97%. Entre los dos últimos no se ve mucha diferencia, pero en la práctica es harto cuando se tienen enfermedades relacionadas.”, dice Andrés Figueroa, dermatólogo del Hospital Clínico de la U. de Chile.

Cuándo usar FPS 50

Los dermatólogos explican que los filtros FPS 50 los deben usar las personas que tienen manchas, acné, alergia al sol u otras enfermedades dermatológicas.

Fuente: Revista M, LUN

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*