add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Carolina Wittwer: «Si los papás no dan el ejemplo, es difícil que los niños coman sano»

  • La nutricionista explica que los hijos actúan por imitación. Si los padres no tienen buenos hábitos, como prepararse colaciones sanas para el trabajo, es difícil que los más pequeños lo incorporen en su rutina. Llamó a pensar distinto.  

Por Francisca Orellana (@franorellana)

«Si el hijo ve que su mamá no se lleva colaciones saludables al trabajo o que no toma agua pero sí bebidas, es muy difícil que vean la comida saludable como una opción», afirma la nutricionista y creadora de Portal Nutricional, Carolina Wittwer. 

Y es que para la especialista, lo que comemos tiene mucho de lo que hemos aprendido del ejemplo de los padres. Y que costumbres como que el padre de la casa se le tiene que servir siempre el plato más grande o que las bebidas son sólo para los adultos, se han arraigado fuerte a lo largo de los años. Por ello, llama a todos a aprender, educar y enseñar, y transformarnos en «buenos ejemplos» para los más pequeños.

«Tenemos que aprender a querernos, a cuidarnos y a ponernos a nosotros primeros antes que el resto. Esto implica que, aunque tenga mucho trabajo, hacernos el tiempo para almorzar. Levantarnos un poco más temprano para desayunar. Cuando un hijo ve que el trabajo está por sobre el comer, le estamos enseñando lo mismo a ellos. Si la mamá toma agua, los hijos van a aprender a tomar agua. Pero si le decimos que las bebidas son para los adultos y el agua para los niños, altiro generamos un rechazo y una pataleta», explica a Más Liviano la también experta de Revolución Saludable 

Considera que, primero, los cambios de hábitos sanos deben partir por uno y luego transmitirlos al resto. 

– ¿Cómo se logra eso?

Tenemos que tener un pensamiento revolucionario. Salir de la casa con colaciones saludables, que los hijos vean que nosotros también queremos tener esos hábitos. Es la única manera que ellos crean en eso. Por otro lado, no hay que usar a la comida como un antidepresivo o un cigarro, en que sirven para pasar las penas. 

– ¿Hay mucha desinformación?

Sí, mucho. Hemos sacado los alimentos autóctonos de nuestra alimentación como el Chaquicán, hemos sacado los carbohidratos y los hemos puesto como el gran enemigo cuando son ellos los que manejan la insulina estable. Son cosas que nos están faltando, información de calidad, y que cuestionemos la realidad, nuestro futuro está en nuestras manos. 

No importa que una barrita de cereal tenga mas calorías que otra, siempre que no traiga azúcar. 

– ¿Cómo podemos reconocer un producto sano? Basta que digan que son light o sin azúcar?

Lo primero, no mirar los números de las etiquetas porque eso no dice nada. ¿Sabes cuánta grasa tienes que comer al día? O cuánto sodio?. Por eso hay que mirar el orden que están puesto los ingredientes, mientras más tengan, mas adelante estarán en la lista. Si dice azúcar, grasa hidrolizada, manteca o crema o sodio no hay que llevarlos.  Si un cereal tiene azúcar entre los tres primeros ingredientes, chao, no hay que llevarlo. Es una golosina no un cereal. 

Yo quiero ver alimentos en que los primeros ingredientes digan harina, integrales, avena, con un mínimo de colorantes o que no traigan. Que incorporen sucralosa y no azúcar. Tenemos que aprender a que somos nosotros los que decidimos qué productos comprar. Y no importa que una barrita de cereal tenga mas calorías que otra, siempre que no traiga azúcar. 

– ¿Pero uno se puede dar unos recreos y comer tortas o cosas con azúcar?

Sí, uno se puede comer un buen pastel o torta, pero no la que venden en el Líder o el pastel de la esquina que son pura grasa. Si vamos a comer azúcar o productos poco sanos, eligamos buenos productos. Y dejarlo sólo para el fin de semana. 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*