add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Desayuno: ¿Por qué es la comida más importante del día?

“No tengo tiempo para desayunar”. “No puedo comer nada tan temprano”. “Me salto el desayuno para adelgazar”. Estas frases y otras similares son frecuentemente usadas en Chile, donde a pesar de que hemos oído un millón de veces que el desayuno “es la comida más importante del día”, no actuamos en consecuencia. Según una reciente encuesta del sitio web PedidosYa, el 40% de los chilenos no la considera así, y se conforman con “un desayuno express”. Al mismo tiempo, Chile es actualmente el país con más sobrepeso de Latinoamérica, con un alarmante 63% de la población sufriendo de sobrepeso o de obesidad.

No consumir un desayuno balanceado y saludable es, según diversos estudios, un factor fundamental detrás de diversas enfermedades, incluyendo el sobrepeso, pero también la diabetes, el colesterol elevado y los problemas coronarios. Cuando no desayunamos, el cuerpo se ve forzado a pasar un período demasiado largo sin ingerir calorías, y como consecuencia de esto el metabolismo se hace más lento y nos vemos más propensos a consumir alimentos altos en grasas saturadas y azúcares, para compensar de manera rápida la energía que el organismo está echando en falta. Además de esto, omitir el desayuno tiene efectos tangibles sobre nuestro estado de ánimo, nuestra capacidad de concentración y nuestra fuerza de voluntad.

Un desayuno saludable contiene frutas, lácteos e hidratos de carbono. Así, por ejemplo, una alternativa que combina estos elementos sería un plato de avena con leche descremada y arándanos, o un smoothie de plátano, fresas y leche descremada. Es recomendable evitar los alimentos con alto contenido de grasas o de sal, como los embutidos, o los alimentos altamente procesados, como los cereales comerciales, que contienen dosis demasiado elevadas de azúcar. El consumo de altas cantidades de azúcar procesado en el desayuno puede producir una sensación de “bajón” durante la mañana, dado que este tipo de azúcar se consume de manera demasiado rápida y poco estable, generando una respuesta insulínica que genera sensación de fatiga, problemas de concentración, hambre anticipada e incluso dolor de cabeza.

Para las personas que se levantan temprano, por ejemplo, quienes cumplen con trabajos de oficina, es incluso más importante incluir un desayuno saludable y completo en su rutina. Si bien la excusa típica sobre no tener tiempo puede ser cierta, en particular si parte de tu rutina incluye enfrentarte al “taco” matutino, también es verdad que existen múltiples alternativas para ayudarte a hacer más sencilla la hora del desayuno, desde prepararlo la noche anterior (por ejemplo, dejar lista una ración de “avena nocturna”) hasta pedir que te lo lleven a domicilio a tu oficina o a tu casa, a través de un servicio como PedidosYa. Las opciones saludables ya no son escasas, ya que los restaurantes ofrecen desde platillos como omelettes con tostadas, hasta smoothies de frutas y yogurt. Basta con ser consciente de la importancia de cambiar nuestras costumbres, y tomar decisiones más informadas sobre nuestra salud. El mejor momento para mejorar nuestros hábitos es hoy mismo.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*