add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Conoce cómo son los kioscos escolares saludables

  • Desde fines de junio, los almacenes ubicados al interior de los colegios deben acogerse a la nueva ley que les prohíbe vender y/o publicitar alimentos poco saludables o rotulados como “Alto en”. Pero, ¿sabes cuáles son los productos que sí pueden ofrecer a los estudiantes?

Con la vuelta de los niños a clases y a casi un mes de la entrada en vigencia de la ley sobre composición nutricional de los alimentos y su publicidad, la mayoría de los colegios que cuentan con un kiosco en sus dependencias deberían haberse acogido a la normativa y transformarse en un almacén que sólo venda productos saludables. Pero, ¿conoces realmente en qué consisten y qué deben ofrecer los renovados kioscos escolares?

“No se pueden vender o expender, comercializar, publicitar ni regalar alimentos envasados que tengan en su rótulo uno o más símbolos con el mensaje de: ‘Alto en…’. Tampoco se pueden vender o expender, comercializar, publicitar ni regalar alimentos no envasados, que en su contenido nutricional superen los límites de energía (calorías), azúcares, sodio y grasas saturadas, establecidos en el artículo 120 bis del Reglamento Sanitario de los Alimentos 5 (Anexo 1)”, explica Claudia Narbona, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.

Es común que los kioscos escolares vendan productos de elaboración propia, como queques y sopaipillas. Allí el conteo de calorías no es inmediato, lo que haría difícil una rápida y efectiva fiscalización. El llamado es que los padres aconsejen a sus hijos para evitar consumir esos alimentos ‘Altos en’.

“Algunos alimentos que no están envasados y que generalmente superan los límites son los completos, las chaparritas, empanadas, pizzas o pizzetas, queques, pasteles, sopaipillas, dulces y otros productos de confitería, chocolates, bebidas gaseosas o jugos de máquina, salsas como kétchup, mostaza y mayonesa, y productos de panadería como masas dulces o saladas, con y sin relleno”, indica la ingeniera en alimentos.

La especialista de la U. del Pacífico recalca que es importante tener en cuenta la información oficial y verificar qué tipo de negocio funciona en el colegio y qué tipos de colaciones puede ofrecer. Según lo indica el Ministerio de Salud en su Guía de Kioscos y Colaciones Saludables, existen tres tipos de kioscos tomando en cuenta su infraestructura y equipamiento, de acuerdo a lo cual el recinto estará autorizado a vender determinados productos.

  • Tipo A: No cuenta con conexión a las redes de agua potable y alcantarillado en el kiosco, ni otro sistema que lo abastezca de agua potable, y carece de energía eléctrica. Estos kioscos solo pueden ofrecer productos sellados que provengan de establecimientos autorizados y que no requieran protección de frío o calor, tales como leches en cajas individuales, agua embotellada y saborizada sin azúcar, fruta natural, frutos secos y semillas, entre otros.
  • Tipo B: Cuenta con conexión a la red de agua potable, alcantarillado u otra red de abastecimiento de agua. Tiene un equipo de refrigeración y/o congelación. Estos almacenes pueden vender todos los productos del kiosco tipo A, más yogurt descremado, sin azúcar, ensaladas de fruta fresca elaboradas en recintos autorizados, sándwich de palta, tomate, lechuga, pollo o queso fresco, huevos duros, jugos de fruta natural, batidos y helados de fruta natural, entre otros.
  • Tipo C: Cuenta con conexión a la red de agua potable y alcantarillado, con un equipo de refrigeración y/o congelación, y con áreas de recepción, selección, limpieza y preparación de materias primas; producción y almacenamiento de materias primas y del producto terminado. Pueden comercializar lo mismo que los recintos A y B, además de ensaladas y platos preparados y reducidos en calorías, como guisos, tortillas y sopas, entre otros.
¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*