add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Llevar una vida saludable previene en un 80% la aparición de de enfermedades crónicas

  • Evitar la obesidad, tabaquismo, sedentarismo y consumo excesivo de alcohol es clave en el combate de patologías cardiovasculares, cáncer y diabetes, asegura la epidemióloga Claudia Bambs.

“La mejor herramienta para prevenir enfermedades crónicas es un estilo de vida saludable. Llegar a los 50 años sin fumar, físicamente activo y con un peso corporal adecuado logra evitar en un 80% la aparición de diabetes, infarto al miocardio y accidente cerebrovascular en los siguientes 15 años. Además, estos hábitos sanos pueden reducir hasta en un 43% la mortalidad”, explica la Dra. Claudia Bambs, internista, epidemióloga e investigadora del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas, ACCDiS.

La especialista y académica de la Universidad Católica, señaló que los estilos vida son determinantes en el desarrollo de las cuatro enfermedades crónicas que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), generan mayor carga de enfermedad y muerte en la región de las Américas: cáncer, diabetes,  patologías cardiovasculares y respiratorias crónicas. En ese contexto, indicó que un gran desafío en materia de salud pública y educación, es generar cambios estructurales a nivel de los determinantes pscológicos y sociales de las formas de vida.

“Éstas son conductas fuertemente determinadas por el contexto social y cultural en que las personas viven. Así, resulta inefectivo realizar un esfuerzo por educar a la población sobre los riesgos y beneficios de una alimentacion saludable o del ejercicio físico, si concomitantemente no existen las condiciones sociales y ambientales para que la persona bien informada pueda tomar decisiones hacia lo saludable”, explica.

Las mujeres y cifras que alertan en Chile

Si en 1950 la expectativa de vida de los chilenos era de 56 años, en  el año 2025 se estima que ésta será de 80 años. Tales indicadores sobre envejecimiento poblacional han influido fuertemente en el desarrollo de las enfermedades crónicas, según advierte la Dra. Bambs. “Éstas son patologías que generan la mayor tasa de mortalidad, y también, un importante costo no sólo en salud, sino también en gasto público. Y aunque se les conoce como no transmisibles -para diferenciarlas de aquellas que se transmiten por agentes infecciosos-, sí podemos afirmar que las enfermedades crónicas son altamente transmisibles en la población, mediante mecanismos sociales y conductuales”.

El tabaquismo es otro gran problema nacional, especialmente en las mujeres, quienes han alcanzado cifras récord: las chilenas son las más fumadoras de toda Latinoamérica y las adolescentes de entre 13 y 15 años son, actualmente, las que más fuman en el mundo.

El consumo de tabaco tiene múltiples efectos nocivos en muchos órganos y sistemas, especialmente a nivel vascular, donde induce daño a la capa interna de las arterias, las inflama y facilita que se formen placas ateroscleróticas que pueden romperse y generar un accidente cardiovascular. Pero no sólo eso. Un estudio realizado en la comuna de El Bosque reveló que un 28% de las mujeres embarazadas no logra suspender el hábito tabáquico durante la gestación, hecho preocupante para la Dra. Bambs, puesto que el daño también traspasa al niño en gestación, y el estímulo de la nicotina en el cerebro del feto determina que el individuo nazca con una mayor predisposición a la adicción al tabaco.

El consumo de tabaco tiene múltiples efectos nocivos en muchos órganos y sistemas, especialmente a nivel vascular, donde induce daño a la capa interna de las arterias, las inflama y facilita que se formen placas ateroscleróticas que pueden romperse y generar un accidente cardiovascular

“De esta manera se genera un traspaso generacional de la adicción, a lo que se agrega el estímulo conductual de tener padres y amigos fumadores. De hecho, se sabe que el tener un padre o madre fumadora duplica el riesgo de que el hijo también sea fumador, en comparación con niños cuyos padres no fuman”, señala la internista.

doctoraAlto consumo de alcohol: gran problema de salud pública

La Dra. Bambs explicó que el consumo de alcohol es una de las mayores dificultades  de salud pública en Chile, responsable de ocasionar gran número de muertes y enfermedades. “Las personas tienden a pensar que el abuso de esta sustancia genera problemas como la cirrosis hepática o promueve accidentes de tránsito, pero también es una importante causa de cáncer y enfermedades cardiovasculares”, señala.

Estas declaraciones se realizaron en el marco de la actividad “Vivamos sanos: Un desafío urgente frente a la amenaza de enfermedades crónicas como el cáncer y cardiovasculares”, organizada por el Programa Explora de Conicyt, en el marco de la Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología.  La jornada, desarrollada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, contó con la participación de aproximadamente 300 estudiantes de enseñanza media. Junto a la Dra. Bambs, también dictaron charla los Dres. Steffen Hartel, del Instituto de Ciencias Biomédicas, ICBM e Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica, BNI; y Elia Soto,  directora Proyecto Asociativo Regional de Explora Norte.

Alimento y ejercicio saludable

En relación a la alimentación saludable, la recomendación de las autoridades es a consumir cinco porciones de frutas y/o verduras al día, nivel que está muy lejos de ser alcanzado en Chile porque más del 80% de la población consume menos cantidad de estos alimentos. De manera similar, más del 80% de la población chilena no logra el mínimo recomendado de actividad física, que son 30 minutos, tres días a la semana.

Otro hecho relevante en el incremento de enfermedades crónicas y mortalidad por éstas mismas, es cuando la población suma diferentes factores de riesgo. Así, la tríada: obesidad, sedentarismo y tabaquismo es altamente nociva, sobre todo para la población que bordea los 50 años, entre quienes quintuplica el riesgo de desarrollar diabetes, infarto al miocardio o accidente cerebrovascular.

Ante tal escenario, el desafío de la profesional es seguir trabajando en la prevención de enfermedades crónicas, entendiendo que se trata de un problema complejo que requiere una solución compleja. “Para que los chilenos seamos más sanos se requiere que como sociedad y país exista un cambio estructural donde se incentive lo saludable y se decincentive lo no saludable.

Se sabe muy bien qué medidas logran ese efecto a nivel poblacional, y hacia allá necesitamos dirigir los esfuerzos. En ese contexto también es fundamental incluir los determinantes sociales de la salud con un enfoque de equidad, la integración de diferentes disciplinas y un fuerte trabajo intersectorial”. Así por ejemplo,  la disponibilidad y el precio de alimentos saludables, o condiciones del urbanismo y seguridad ciudadana, son claves para que una persona que quiera alimentarse sanamente o salir a hacer ejercicio pueda lograrlo, según estima la especialista.

En relación al fomento de hábitos saludables, la profesional destacó como altamente positiva la jornada con estudiantes. “Estoy convencida de que hoy sembramos algunas semillas y ellos podrán meditar y conversar sobre soluciones que impacten en la comunidad escolar, en su comuna o a nivel país. Necesitamos que las soluciones al problema de los estilos de vida y las enfermedades crónicas de los chilenos nazcan de chilenos y chilenas con mentes y corazones dispuestos a generar cambios no sólo para sí mismos, sino para su entorno. Esto es hacer ciencia con misión Además, me parece relevante compartir lo que hacemos en ACCDiS con este grupo joven, que debe tomar decisiones importantes en relación a sus carreras profesionales y estilos de vida, pudiendo convertirse en verdaderos agentes de cambio”.

Por: Carolina Todorovic. Agencia Inés Llambías Comunicaciones.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*