add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Ciro Watanabe post bypass gástrico: «No creo que vuelva a los 160 kilos de antes»

  • Para el chef del Osaka, la cirugía bariátrica le significó perder más de 60 kilos. Pese a ello, no ha cambiado sus hábitos y sigue tan ligado a la cocina como siempre. De hecho, acaba de lanzar su primer libro «En su salsa», de Editorial Planeta, con recetas sencillas para hacer en casa.

Por Francisca Orellana (@franorellana)

Asegura que al menos al tercer intento podremos sacar algunas de las recetas que acaba de publicar en primer  libro «En su salsa», de Editorial Planeta. Todas recetas sencillas y que se pueden hacer en casa, asegura Ciro Watanabe, el chef de origen peruano que lidera el restaurante Osaka y juez del programa Top Chef de TVN.

Es su nueva chochera ya que escogió desde recetas informales hasta aquellas más de mantel largo como las que presenta en el Osaka, y que quedaron plasmado es un libro de bella fotografía y diseño. Toda una novedad para este chef que actualmente tiene una figura renovada. Hace poco más de un año se realizó un bypass gástrico gracias a la cual ha bajado más de 60 kilos. 

Pero lejos de perder la chispa, está más vivo aunque asegura que prácticamente ha cambiado casi nada sus hábitos de vida desde su operación. «El único tema es que ya no como la misma cantidad que antes. Sigo fanático de la carne, de las frituras, del asado, me gusta comer rico. No soy muy amigo de las frutas y las ensaladas pese a lo que me diga el doctor. No me provoca comerme un plato de lechuga, eso jamás va a pasar», asegura a Más Liviano con total honestidad, luego de que los ronquidos y los más de 160 kilos lo motivaron a operarse.

Y como no, si la cocina y la comida lo lleva en la sangre. «Todas las celebraciones  reuniones cotidianas comienzan, se desarrollan y terminan en la cocina, comiendo, bebiendo, compartiendo y disfrutando», señala en el inicio del libro.

-¿Nunca hiciste el intento por comer sano para bajar de peso o después ya de operado?

Me cargan las verduras, me gustan como acompañamiento pero no que sean lo principal. Las comidas para mi tienen que tener un cadáver, sino estamos mal. Soy un fanático del sabor y lo único que lo va a aportar es la grasa y la sal, eso es lo que ayuda a realzar todo. 

– ¿Y no cambió en nada tu relación con la comida después de operado?

No, yo necesito tener un contacto con la comida. De hecho, al segundo día de operado me puse a ver un canal de comida porque necesitaba sentir el sonido de la cocción. Cuando hago un plato no estoy pensando en cuántas calorías tendrá, me da lo mismo. Cocino para disfrutar y comer, pero tampoco es que la comida que haga vaya a tapar las arterias. El tema pasa por no abusar, si comes todos los días fritura te va a ir mal. 

Por otro lado, la gente trabaja mucho y le da lata cocinar y come con jamón en las noches. Ni pensar en hacer un pollo arverjado. Y así se abusa de las harinas.

¿La gente no te pide ingredientes más saludables en el Osaka por ejemplo?  

No, porque caer en ese tema es sicópata. Si estás a dieta mejor no vaya a restaurantes porque es una lata para el comensal y el cocinero, porque piden cambiar los platos y no es bueno. Eso es lo que más me molesta porque creen que porque van a un restaurante tienen derecho a cambiarte el plato, y no es así. Yo no voy a la casa de otro a cambiar el orden de los muebles. 

Si me operé fue porque sabia que no podía bajar de peso y eso no significa que voy a cambia mi estilo de vida. Toda mi vida he cocinado y me gusta comer, y no puedo llevar una vida como la que dice el doctor aunque igual trato de ser consciente. 

– A diferencia de lo que se habla de que hay que cambiar los hábitos después de la operación, tu sigues igual. ¿Te consideras un mal paciente, entonces? 

ciroNo sé, tengo mucha suerte porque no he cambiado mucho mi estilo. Hago lo que me gusta, cuando me ponen trabas me dan lo mismo. Pero igual después de comer mucho me como mi ensalada porque me siento pesado, hay que saber equilibrar las cosas. Es imposible que el doctor pretenda que me transforme en vegetariano porque yo jamás lo voy a hacer. Si me operé fue porque sabia que no podía bajar de peso y eso no significa que voy a cambia mi estilo de vida. Toda mi vida he cocinado y me gusta comer, y no puedo llevar una vida como la que dice el doctor aunque igual trato de ser consciente. 

Pese a ello, no me arrepiento de haberme operado. He bajado 67 kilos. La ultima vez que me pesé estaba en 93 kilos. 

– ¿No tienes miedo de volver a engordar?

No creo que vaya a volver a los 160 kilos de antes. No podría tampoco, tendría que comer todo el día y no es así. Salvo cuando salgo con amigos. Lo que sí, tengo que servirme un plato completo aunque no me lo coma completo porque sino me siento extraño. Es algo mental, jajaja.   

¿Tienes pensado hacer un libro para operados bariátricos?

Si, pero es un proyecto. La idea es hacer recetas para la fase de papillas. Cuando la nutricionista me dijo que pusiera la pechuga de pollo, acelga, cebolla y ajo y lo procesara, me pareció aburrido. Yo prendía el horno, doraba el ajo para que soltara el sabor, lo mismo para el pollo. Le daba más sabrosura a ese periodo. Pero es un proyecto que me gustaría sacar más adelante.  

EN SU SALSA

portada_ciro-en-su-salsa_ciro-watanabe_201506302214«Ha sido una experiencia muy entretenida», dice Ciro respecto a nuevo libro «En su salsa», donde despliega todo su talento culinario. Cebiches, tiraditos, makis y nigiris son parte de las recetas que podemos encontrar. «Viajamos a varios lugares de Chile para dar con los mejores ingredientes. Fuimos a Valdivia para conseguir una especie de navajas o a Tongoy para dar con los mejores ostiones», dice.

¿Nos puedes dar las dos o tres mejores recetas del libro?

Qué difícil, es que están todas buenazas. Pero puedo recomendar el Tiradito Hotate y Jamón, que tiene jamón serrano y ostiones, es muy rico. O las Tacas al Limón, que son almejas pero más carnosas. Y también el Pechito e´chancho en BBQ Japo Peruana, donde logramos un pechito sabroso y con mucho sabor.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*