add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Si pudieras elegir ¿serías gorda? 7 claves para tomar el control de tu vida

Sigue estos pequeños ‘trucos’ para una vida más sana sin pensar que todo es una dieta.

A no ser que padezcas una enfermedad o alteración genética o estés tomando algún fármaco que influye en tu peso, tendrás la figura que te has forjado con tus decisiones sobre tu alimentación y tu estilo de vida. Deja pues de echar la culpa de tus kilos de más al metabolismo, la falta de voluntad o el estrés y pregúntate sinceramente: ¿Por qué sigo escondiéndome detrás de mi exceso de peso? ¿Es una barrera protectora? ¿Es una forma de rebeldía? ¿Creo que no me merezco tener una buena figura?

Los psicólogos insisten en que  «no podemos cambiar los problemas que no reconocemos» y que el primer paso para salir de esas situaciones es «hacer un examen de conciencia honesto y ver qué tipo de compensación creemos que obtenemos con ellas». Las dietas restrictivas no son la solución. Ésta pasa por desechar los pensamientos tóxicos y comprender eso: que son solo pensamientos y que podemos cambiarlos. ¿Qué dice tu diálogo interno? ¿Que no te mereces –o que no te conviene- tener buen aspecto? ¿Que nunca terminas lo que empiezas y que mejor si sigues como estás? ¡Despídete de esas ideas saboteadoras!

Reconoce que la obesidad es un problema de salud grave y que aferrarte a ella no va a mejorar tu autoestima en absoluto. Para ayudarte a salir del atasco, te propongo estos 7 ‘tips’  de expertos:

1. Deja de pensar en el peso y céntrate en mejorar tu salud.

2. ¡No vuelvas a comer en el sofá, delante de la tele! Pon la mesa con gusto, aunque vivas sola. Tratarte bien mejorará tu autoestima.

3. Procura empezar las comidas con una gran ensalada verde y tómala despacio. Te hará sentir que te estás cuidando y te aportará fibra, vitaminas y saciedad.

4. Camina 30 minutos más cada día.

5. Bebe un vaso de agua fresca con el zumo de medio limón antes de desayunar y otro antes de cada comida. Te hidratará y te ayudará a eliminar desechos.

6. Combina los arroces, pastas y legumbres con verduras. Así tomarás más nutrientes y menos calorías. Lo ideal es mitad/mitad.

7. Cada vez que tengas un ataque de hambre, bebe primero un vaso de agua fresca y espera un rato. Es un buen truco para controlar la ansiedad.

Fuente: http://www.mujerhoy.com

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*