add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Recetas de purés nutritivos para bebés

Las papillas y purés empiezan a incluirse en la dieta del bebé a partir de los cinco meses. Un gran momento para los padres, y un momento clave en el desarrollo del niño, por lo que es muy importante incluir la mayor variedad posible.

Aunque sean pequeños, nuestros hijos también pueden cansarse de  cada día las mismas comidas. Por eso,  te ofrecemos recetas variadas, a las que tu puedes ir agregando otros ingredientes, para que la alimentación de tus hijos sea entretenida.

Recetas de purés para bebés

Durante varios meses, los purés serán la única forma de alimentarse del bebé, por eso les gustará tener distintos sabores e ir descubriendo nuevos alimentos según los vayamos incorporando a su dieta, estando siempre atentos por si surgen alergias.

Además de aportar muchas vitaminas y nutrientes necesarios en su dieta, los purés son una gran ayuda para los padres: Podemos preparar bastante cantidad y congelarlo para otros días, y se pueden transportar con facilidad si estamos de viaje.

Cuando el pediatra nos vaya permitiendo introducir más verduras, frutas, carne o pescado, podremos hacer purés más completos y originales. Aquí tienes algunas sugerencias para prepararle ricos purés a tu bebé, y no te olvides de enviarnos tus sugerencias.


Puré de zanahoria con muchas vitaminas

La zanahoria es una de las verduras más populares entre los niños. Resulta atractiva por su color, su sabor y la infinidad de recetas para niños que pueden prepararse con ellas. Comerla cruda, freír, asarla…hay muchas posibilidades.

Una de las primeras formas para que un bebé pruebe esta verdura es dársela en este puré de zanahoria, que tiene muchas vitaminas, antioxidantes y ayuda a reducir el colesterol. La zanahoria es una gran ayuda en el crecimiento sano del bebé, ¡y seguro que le encanta este puré!.

Puré de zanahoria con muchas vitaminasIngredientes 

  • 500 gr. de zanahorias
  • 250 gr. de patatas
  • ½ cebolla
  • 100 ml. de nata
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Pimienta blanca
  • Sal 
 
 

Preparación del puré de zanahoria 

1. Poner a calentar agua abundante en una olla grande.

2. Lavar y pelar las zanahoria y las patatas. Trocear de forma que queden piezas del mismo tamaño, para que se hagan por igual. Picar muy fina la cebolla

3. Echar las verduras a la cazuela cuando el agua empiece a hervir, junto con un chorrito de aceite. Dejar que cueza durante media hora aproximadamente, hasta que las verduras se ablanden.

4. Retirar del fuego, pasar la verdura por el pasapuré o la batidora y volver a poner en el fuego, a potencia baja.

5. Añadir la nata, una pizca de perejil, sal y pimienta al gusto. Si queda demasiado espeso, añadir unas cucharadas del caldo en el que se cocieron las verduras. Mezclar bien y servir.


Crema de champiñones. Ligera y suave para los niños

Por su alto contenido en fósforo, las setas son un alimento perfecto para niños y embarazadas, ya que favorece el crecimiento saludable de huesos y dientes. Contienen más proteínas que la mayoría de las verduras, además de contar con un bajo aporte calórico.

Todas estas razones las hacen ideales para incluirlas en la dieta de los niños, a través de recetas como esta crema, que ayuda a que conozcan un sabor diferente y al que no están acostumbrados, pero que les encantará.

Crema de setas. Ligera y suave para los niñosIngredientes para 4 porciones

  • 500 gr. de champiñones y hongos variados
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 60 ml de leche
  • 1 cebolla pequeña
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta

 

Consejos: Se puede sustituir el caldo de verduras por uno de pollo. La pimienta es opcional.

 
 Preparación de la crema de champiñones

1- Lavar bien los champiñones y los hongos, con cuidado de no dañarlos pero retirando toda la tierra que puedan tener. Eliminar la parte final del pie y reservar.

2- Cortar finamente la cebolla, cuanto más pequeña mejor. Echar un chorrito de aceite a una sartén puesta a fuego medio y echar la cebolla. Rehogar durante unos minutos hasta que quede transparente.

3- Añadir los champiñones y hongos a la sartén con la cebolla. Saltearlo removiendo continuamente para evitar que se quemen. Los champiñones soltarán enseguida el agua y mermarán, quedando el conjunto más líquido.

4- Agregar el caldo a la sartén y dejar que el conjunto coja sabor dejándolo cocer durante unos 10 – 15 minutos a fuego algo más alto.

5- Verter en un vaso apto para batir y triturar con una batidora eléctrica a potencia fuerte, para que quede con una textura de crema. Si se desea más espesa, se puede retirar parte del caldo antes de batir la mezcla.

6- Trasladar de nuevo a la sartén, a fuego bajo, y añadir la leche. Remover despacio hasta que quede todo integrado y vaya espesando, subiendo un poco la temperatura. Añadir sal y pimienta al gusto y servir.


Crema suave de zapallo con queso

El zapallo es muy típica de fiestas como Halloween, pero no hay que olvidar que también tiene muchas virtudes nutricionales. Su sabor ligeramente dulce hace que podamos usarla en recetas dulces como el flan de calabaza, y también saladas.

Para las épocas de frío, prepara a tus hijos esta riquísima crema suave de calabaza con queso parmesano, que crea una combinación equilibrada que les ofrece una cena llena de vitaminas  y que les gustará mucho.

Crema suave de calabaza con quesoIngredientes

  • 1 kg. de calabaza
  • 2 puerros
  • ½ cebolla
  • 75 gr. de queso parmesano
  • 1 quesito
  • 600 ml. de caldo de verduras
  • 600 ml. de nata para cocinar
  • Aceite
  • Pimienta blanca (opcional)
 
 

Preparación de la crema suave de calabaza con queso 

1. Lavar y cortar el zapallo cuadraditos, picar el puerro y la cebolla.

2. En una olla echar el caldo, las verduras picadas, un poquito de pimienta (a elección), y un chorrito de aceite. Dejar que cueza a fuego medio hasta que la verdura esté tierna.

3. Batir con la batidora o pasar por el pasapurés hasta que tenga la textura deseada. 

4. Volver a poner en la olla, a fuego bajo, y agregar poco a poco la leche, el queso rallado y el quesito desmenuzado, removiendo para que se vaya derritiendo el queso y mezclando bien. Se puede volver a batir si es necesario.


Puré de pescado blanco con verduras

El pescado es un alimento imprescidible en la dieta de los niños, sobre todo cuando son bebés y empiezan a tomar papillas y purés. Les aportan vitaminas y nutrientes imprescindibles para el crecimiento.

Los pescados blancos pueden empezar a introducirse en estos purés a partir de los diez meses aproximadamente. Este puré suave de pescado blanco con verduras contiene todo lo necesario para ser una cena sana y equilibrada para tu bebé.

Puré de pescado blanco con verdurasIngredientes

  • 200 gr. de pescado blanco (como merluza)
  • 2 patatas
  • 1 zapallo italiano
  • 1 zanahoria 
  • 1 puerro
  • 1 tomate
  • Aceite de oliva
  • Perejil

 

Consejos: Además de la merluza, se puede usar otros pescados blancos como pescadilla, lenguado, etc.

 
 Preparación del puré de pescado blanco con verduras 

1. Lavar y pelar las verduras, trocearlas para que sea más fácil cocerlas. La zanahoria suele ser más dura, por lo que se pueden hacer los trozos un poco más pequeños. Desmenuzar el pescado y reservar.

2. En una olla grande echar un chorrito de aceite y calentar a fuego medio. Echar las verduras y rehogarlas durante unos minutos.

3. Añadir agua hasta que cubra las verduras y subir el fuego. Cuando hierva dejar que cueza durante una media hora, hasta que las verduras se reblandezcan. Cuando notes que la verdura esta casi blanda, añadir el pescado desmenuzado.

4. Echar el pescado y la verdura en un vaso de batidora y triturar todo junto, con un poco del caldo. Si queda muy espeso añadir un poco más de caldo.

5. Echar de nuevo el puré en la olla vacía, poner a fuego bajo durante unos minutos. Añadir el perejil y ¡a comer!.

Fuente: http://www.guiainfantil.com

 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*