add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Frutas y verduras ¿Pierden sus nutrientes cuando son congeladas?

Existen muchos mitos sobre el consumo de frutas, sus vitaminas y qué pasa con los nutrientes cuando son congeladas. Pero lo cierto, es que mucho de lo que se cree, no es tan así.

Fresco vs congelado

Cuando una fruta se desprende del árbol o un vegetal se extrae de la tierra, será invariablemente rico en nutrientes y vitaminas como todos los productos frescos.

Algo que mucha gente no sabe, sin embargo, es que los productos frescos a menudo se recogen antes de su punto óptimo de maduración para que puedan ser enviados con el mínimo daño al productor. Esto, por la larga distancia que deben recorrer para llegar a su destino final, las frutas y las verduras también están expuestas a una gran cantidad de calor, y la luz puede disminuir o degradar algunas de las vitaminas más sensibles en los productos.

Si bien la recolección de frutas y verduras temprana garantiza un producto “perfecto” y más atractivo, puede que el producto ya no sea tan rico en nutrientes como podría haber sido si se recogiese en una fecha posterior. Igualmente, los productos frescos todavía están llenos de su gama normal de nutrientes.

Por otro lado, los productos congelados, generalmente se recogen en su punto máximo de madurez y se congelan inmediatamente después de un proceso en el cual se cocinan brevemente en agua hirviendo para esterilizarlos.

Mientras que ciertas vitaminas hidrosolubles como las vitaminas C y B pueden perderse parcialmente durante este proceso, pero en general, las frutas y verduras mantienen la mayor parte de su valor nutritivo cuando se procesan. Debido a esto, los alimentos congelados no son  menos nutritivos que los frescos.

A fin de mantener la mayor nutrición, tanto en los productos congelados y frescos, un buen tip es calentar en el microondas o cocinar al vapor, en lugar de hervir, para mantener la producción entera e intacta

No obstante, los productos congelados pueden volver a perder parte de su contenido nutritivo cuando se recalienta. A fin de mantener la mayor nutrición, tanto en los productos congelados y frescos, un buen tip es calentar en el microondas o cocinar al vapor, en lugar de hervir, para mantener la producción entera e intacta.

Mito vs Realidad

En 1998, la Food and Drug Administration (FDA) publicó sus conclusiones oficiales sobre la diferencia nutricional entre los productos frescos y congelados y concluyó que, en esencia, no hay diferencia en la nutrición entre estos alimentos. Independientemente, de si usted consume productos frescos o congelados, la FDA también recomienda comer de cinco a nueve porciones de frutas y verduras por día. Una porción, se considera que es una media taza de frutas o verduras, mientras que para las verduras de hoja verde, se considera que una ración es una taza llena.

FUENTE: www.chiledeportivo.cl

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*