add share buttons
Noticias

Mito 2 ¿Estar flaca es sinónimo de ser saludable?

La talla del pantalón no es un buen indicio para saber si estamos saludables.

Siguiendo con nuestras notas sobre los mitos que nos han enseñado, esta vez queremos dilucidar la creencia de que estar flaca es sinónimo de ser saludable y bien. ¿Es realmente cierto?

Hemos crecido con los consejos que hay que bajar de peso, que los rollos y la gordura es sinónimo de enfermedad, mientras que tener vientre plano, cero celulitis, tener talla menor a 40 lo relacionamos de inmediato a tener un cuerpo sano, lindo y libre de problemas. Pero realmente lo es? Tener talla 36 y 38 nos asegura una vida más sana y saludable?

La nutricionista de la Clínica Indisa, la doctora Dana Bortnick explica que más que la talla o la contextura de una persona, hay que mirar primero el Índice de Masa Corporal (IMC). «Se ha estudiado como la mejor forma de establecer un diagnóstico nutricional, ya que relaciona la masa corporal en kilos y la estatura al cuadrado para establecer rangos en diagnósticos. A pesar de que no involucra la composición corporal en sus medidas, el IMC en conjunto con otras mediciones antropométricas siguen siendo la forma más simple y fidedigna de diagnosticar el estado nutricional de una persona», explica.

El IMC, entonces, mide la masa corporal que tiene una persona en relación a su peso y altura. Calcula tu IMC acá para tener una primera aproximación de tu organismo.

Qué saber

La especialista explica que la composición corporal – donde se miden parámetros como masa muscular, masa grasa, agua y minerales-, no siempre va relacionado con la contextura física. Porque una persona puede tener un peso bajo, pero tener alto su porcentaje de grasa, lo cual no la vuelve una persona saludable. O, por el contrario, estar excedida de peso, pero tener mayores niveles de músculo que de grasa.

«Podemos encontrarnos con una persona en que, de acuerdo con su IMC, su estado nutricional sea Normopeso (peso normal de una persona respecto a su estatura). Sin embargo, al ver en detalle su composición corporal, su masa grasa pueda estar aumentada. En ese caso, debe considerarse esta información para un diagnóstico. Y, por otro lado, también podemos ver personas con sobrepeso que tienen mayor masa muscular que grasa», dice.

Explica que una persona que entrena regularmente, es probable que tenga más masa muscular que un par de su misma edad y sexo. «Esto se debe a que la masa muscular pesa más que la masa grasa. Es sí, por ejemplo, los de deportistas de alto rendimiento o personas con entrenamientos muy intensos y con mucha carga, el IMC puede no ser la mejor forma de evaluar su estado nutricional».

De ahí que surgen los estereotipos del flaco gordo, por ejemplo, en que si bien tiene bajo peso o usa ropa talla 38 o 36, tiene un alto porcentaje de grasa en su cuerpo. «Tener un porcentaje de grasa alto se relaciona con desequilibrios hormonales, de vitaminas, etc., además de los ya conocidos efectos en la salud, sobre todo cardiovasculares», afirma los especialistas.

Por eso, es que no debemos fijarnos sólo en el ancho del pantalón para saber si estamos bien internamente. Debemos fijarnos en una serie de parámetros antes de saber cómo está funcionando nuestro cuerpo.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*