add share buttons
Noticias

Sweet Fran y su apuesta vegana: “Destaco lo saludable para atraer a más gente”

  •  Bloguera cuenta que ya tiene dos locales de comida vegana.

Por Francisca Orellana

Es diseñadora pero se ha hecho conocida por su afición a la cocina. Francisca Duarte, @sweetfran con 302 mil seguidores en Instagram, sube a diario recetas de platos y postres deliciosos, de comida vegana, que no usa ingredientes de origen animal: dulces con manjar pero de dátiles, pastelitos con ganache de zapallo, profiteroles de avena, puré de pimentón, entre otros.

Cuando la moda bloguers está en publicar libros de receta, Francisca partió hace poco más de un año con un servicio de delivery de los postres y comida que cocinaba en su casa, y le fue tan bien, que se amplió y hoy ya tiene dos locales de venta en Providencia: en el último piso en Los Dos Carocoles, que funciona como cafetería al paso, y en Manuel Montt 0119, donde sirve  almuerzo.

“Quería ser la primera. Me la jugué al 100% de que tenía la clientela armada y tenía confianza en que me podía ir bien, pese a que estaba en el último piso, escondida en los Dos Caracoles. Puse mis ahorros, y cuando abrimos tenía 10 días para juntar la plata para pagar los gastos, al final lo hice en una semana. La gente empezó a llegar por mi Instagram, y después traían a sus amigos y así fuimos creciendo. Y con la necesidad de buscar algo más a la calle, donde pudiera llegar más gente, abrí el segundo. Ya tengo cinco personas trabajando conmigo”, dice. 

¿Tus seguidores son tus mejores clientes?

Sí, las redes sociales son un súper apoyo, si estoy lenta en subir videos a mi Instagram, las ventas bajan. Por eso, voy mostrando lo que hay para el día, así les haces las ganas de comer. Es el mejor marketing y gratis.

¿Es un buen nicho el vegano, es negocio?

Mi opción es que sea vegano y saludable, porque una galleta Oreo es vegana y no tiene nada de saludable Mi opción es decir y destacar lo saludable y así atraer a más gente, en vez de dividirlo. Voy por la inclusión, aunque no me considero vegana, voy por la rama de plant based, de alimentarse de vegetales, no soy tan cuadrada. 

Es un nicho que está demandando alimentos ricos y no existe tanta oferta, por eso tampoco tengo precios altos. No me interesa vender algo a $10.000 porque dices que es especial, no lo justifico.

¿Qué más te compran?

Los snickers de poroto negro y vale $2.000. También unas bolitas de manjar, que tiene dátiles, avena y coco. Cuestan $500.   

¿Da para vivir?

Nos da mi sueldo, el de mi marido que dejó su trabajo por esto, para ahorrar y tener calidad de vida. El mercado de la comida deja buenas lucas y pensar en grande. Quiero este año tener una cocina externa para distribuir a cafeterías y otros locales, pero no me interesa abrir otro local o tener franquicias, por ejemplo.  Estamos construyendo algo que puede durar muchos años.

Frutos verdes

El vegano es un nicho pequeño, pero en crecimiento. Hoy el 5% de la población chilena es vegetariana, y de ella el 20% se cataloga como vegana. “Son cifras que se han triplicado desde 2012 y que va a seguir creciendo”, dice Ignacia Uribe, fundadora de la Fundación Vegetarianos Hoy. Pese a que es un grupo pequeño, la entidad cuenta con un sello especial que certifica productos veganos en todos los rubros – vestuario, cosmética, etc – y que ha llegado a tener 10 empresas evaluadas. Cobran un Fee por la certificación que parte desde las 3 UF, y que depende de las ventas de la empresa. “

Lo bueno es que la certificación le sirve a todos porque anima a consumir basado 100% en vegetales, porque si no tienen sello, no sabes si realmente es vegano. Cremas para la cara, pegamento y hasta una empanada puede tener ingredientes de origen animal”, dice.  

Brotes verdes

Las empresas veganas en Chile no son pocas. En la cosmética, por ejemplo, está Lush, donde el 80% de lo que venden no tiene ingredientes de origen animal. Jacqueline Varas, directora en Chile, comenta que lo más vendido es el acondicionador Veganese. “Encontrar acondicionadores es muy difícil, ya que su ingrediente principal es la lanolina, obtenida de la lana de oveja”, dice.

Patricio Pacheco, de Riku, que vende hamburguesas de quinoa o legumbres, comenta que la clave del éxito es enfocarse más en el mercado de lo saludable o gente que quiere comer menos carne. “Hace cinco años había una sola fila en la góndola del supermercado con hamburguesas veganas y hoy hay casi una completa”, dice. De hecho, según un informe de Euromonitor, las ventas de alimentos y bebidas veganas en el mundo crecerán 4% al 2021, con ventas por US$ 15.356 millones. En 2016, se registró US$12.817 millones.

Fuente: LUN

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*