add share buttons
Noticias

¿Por qué el tahini está tan de moda? Conoce los beneficios de esta pasta de sésamo

  • Sabe amargo al principio pero después gusta, y se usa en recetas dulces y saladas. Sin embargo, como tiene muchas calorías recomiendan moderar su consumo.

 Por Francisca Orellana

¿Ha escuchado hablar en el último tiempo del Tahini? Las mantequillas especiales, como las de frutos secos como el maní, se han vuelto bastante populares como una alternativa para echarle al pan o a los panqueques.

El tahini es una pasta de sésamo color café claro muy similar al manjar, pero de sabor amargo, que sirve para preparaciones dulces y saladas.  Su uso es muy antiguo en el Oriente y que se popularizó porque era la base para preparar el clásico hummus de garbanzo. Hoy ya está más en voga por su versatilidad, propiedades nutricionales aunque tiene el factor en contra que la primera vez no sabe muy bien.  

“Hace un tiempo me compré un frasco (que no es nada económico) y saqué una cucharada. Para mi sorpresa, tenía un gusto amargo y me desagradó: Al principio sabe a sésamo, pero al final te da la patada amarga, como a Stevia”, cuenta  afirma la chef y bloguera de alimentación saludable Genovena Tenaillon (genoveva_tenaillon en Instagram). Por eso, quedó en el refrigerador como dos meses hasta que le recomendaron usarlo como aderezo de ensaladas. “Ahí fue otro el cuento, lo mezclé con bastante jugo de limón y algunas hierbas y se convirtió en el aderezo favorito por al menos un año en mi casa. Fui dándole oportunidades, en una ocasión hice un hummus, pero de chocolate, fue una cosa gloriosa”, afirma. Hoy lo sigue comprando, pero no tan seguido como otras pastas de semillas o frutos secos. “Si bien fui adquiriendo gusto, tampoco es una cosa que no me pueda faltar”, dice.

Beneficios y en lo que estar alerta

La pasta se puede usar con yogurt, con cereales, frutas, aderezo de ensaladas, como salsa, para hummus, en bolitas de carne. Destacan su consumo por los beneficios para la salud. “Es alto en fibra, lo que implica que ayuda a mejorar la función intestinal y a disminuir el colesterol sanguíneo”, detalla Claudia Concha, nutricionista de Fit ADN (www.fitadn.cl). También es rico es calcio: “por una cucharada que es una porción estándar, aporta cerca de 70 mg de calcio de muy buena calidad”, afirma Marcela Yáñez, de la tienda saludable Cambia Tu Nutrición (www.cambiatunutricion.com).

Por otro lado, tiene ácidos grasos esenciales como omega 6 y 9 que favorecen la salud cardiovascular. “Tiene un buen aporte de proteínas, lo que es ideal para vegetarianos y veganos”, detalla.   

No obstante, tiene un alto contenido de grasa, pero buenas. “Es pura grasa buena, que es la que no se queda en el estómago sino que circula por las arterias y las limpia. Hace bien a los hipertensos, pero el tema es que siempre se termina comiendo en exceso, porque se debe comer muy poco”, cuenta la nutricionista Carolina Wittwer.

¿Cuánto consumir? Advierten que hay que ser cauteloso, precisamente por la gran cantidad de grasas y calorías que poseen. Se estima que tiene 60 calorías por cada cucharada sopera. “Su consumo debe ser en cantidades moderadas. Si va a ser en una rebanada de pan, la cantidad debe ser aproximadamente una cucharada sopera rasa”, dice Claudia Concha.  

Ahora, si una persona es obesa o con problemas de exceso de peso sería un problema porque como tiene hartas calorías, “cuando se consumen muchas, finalmente se guardan en el cuerpo en forma de grasa. Que un alimento sea saludable -rico en nutrientes- no es sinónimo de que tenga bajas calorías. Es lo mismo que pasa con la palta, almendras o nueces”, afirma. 

 ¿Se puede hacer en casa?

Pese a que las mantequillas de frutos secos se pueden hacer en casa, en el caso de la de sésamo se ve complicado. “Si bien muchas páginas de internet lo resumen a  moler las semillas como cualquier fruto seco, las semillas son pequeñas y lleva bastante tiempo lograr una crema o pasta homogénea, con lo cual creo que el 99,99% de las personas que conozco, por mucho que les guste cocinar, terminan comprándolo listo porque si no lleva bastante tiempo lograr la consistencia del tahini”, afirma Genoveva Tenaillon.

Barato no es, eso sí. El tahini lo venden en supermercados y tiendas saludables. Por ejemplo, la marca Manare de Tahini orgánico cuesta $7.590 en www.cambiatunutricion.cl. o a $7.990 en la Ecotiendanatural.cl. Los 454 gramos marca Al Wadi está a $6.890 en Lider. 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*