add share buttons
Noticias

Desde copas que succionan hasta ejercicios: tips para aumentar los gluteos

  • Como es un músculo, con estimulación se puede levantar la zona

Por Francisca Orellana

Si es de esas personas que no tiene nada de glúteo o lo tiene caído, hay buenas noticias: esta zona del cuerpo es de fácil tratamiento y aumenta de tamaño frente a la estimulación, sin necesidad de entrar a pabellón.

“Al ser un músculo, es bastante sencillo trabajarlo, pero el trabajo debe ser constante. Al igual que cualquier otro músculo del cuerpo, al estimularlo, este responde, por lo que si se es constante y bien ejecutada, los resultados pueden ser impresionantes, sin necesidad de cirugías ni tratamientos invasivos. Acompañado claramente de una buena alimentación que facilite la actividad física”, comenta el doctor Héctor Valdés, cirujano plástico High Care Clinic.

Mover la adiposidad

Hay una tecnología colombiana que utiliza unas copas succionadoras que movilizan la grasa y tonificar. Se trata del tratamiento Glúteos Push Up, que practican en la clínica estética W. “Las copas son como una ventosas que actúan generando una presión o succión sobre el glúteo, ayudando a relocalizar la grasa”, afirma Vanesa Rodríguez, directora de la clínica. ¿Sirve para alguien plano? “Sí, puede que en las primeras sesiones cueste más llenar las copas con adiposidades, pero a partir de la segunda ya se logra. Siempre hay un poco de dónde sacar, pero debemos estimular primero la musculatura para empezar a tonificar. No va a quedar como las colombianas pero sí se va a ver más levantado”, dice.

La succión no produce dolor. “Las copas se encuentran a temperatura ambiente por lo que no genera un daño ni malestar, y se colocan por lo general 20 minutos”.

GLÚTEOS

¿Cuánto más puede crecer? No se atreve a dar una cantidad porque depende del estilo de vida de la persona. “Preferimos comparar el resultado con fotos donde se ve el antes y después”, detalla. Eso sí, antes de usar esta tecnología, primero se estimula la formación de colágeno en la zona con una loción para que dé calor, y mejorar la calidad de la piel. Luego va un masaje manual, y recién ahí viene el trabajo de las copas.  

El tratamiento contempla cinco sesiones y cuesta $350.000 en Clinica W (https://www.clinicaesteticaw.cl)

Otra forma son las microinyecciones. “El GyCO es un tratamiento con plasma. Se utiliza solo un poco de sangre del paciente, máximo 8 ml por glúteo (2 cucharadas de sopa), y es sin dolor ni efecto secundario”, afirma Daniela Acuña, medico cirujano y especialista en medicina estética de High Care Clinic. ¿El resultado?: “se levanta considerablemente el glúteo y se atenúa la celulitis, el efecto puede durar hasta dos años; y si lo mantienes con deporte, drenajes linfáticos y un plasma cada cierto tiempo, se pueden prolongar por más tiempo”, dice. Tiene un valor de $450.000 en High Care Clinic (http://highcare.cl

Ondas rusas y masajes

Si no quiere innovar tanto, puede aplicar corrientes rusas, que hacen electroestimulación, y masajes manuales.  Paulina Hidalgo, directora de Nail Shops (http://www.nailshops.cl) dice que las ondas rusas “es una gimnasia pasiva, pero siempre debe ir acompañado de una máscara tensora como yeso o de alga para drenar y eliminar la celulitis”. La experta en estética Lorna Batarce dice que debe ser un tratamiento intenso. “Se puede trabajar pero sólo si se hacen más de 12 sesiones va a tener efecto, porque el músculo se tiene que acostumbrar a los cambios que uno quiere hacerle. Y después se debe mantener una vez por semana”, dice.  

La sesión cuesta desde los $20.000 en Nail Shops, mientras que el pack de 12 sesiones de 55 minutos está a $290.990 en www.lornabatarce.cl.

Con sentadillas también se puede

También puede hacer sólo ejercicios. “Los músculos no crecen durante la actividad física en sí, sino que la hipertrofia muscular se da cuando estamos en periodo de descanso. Al hacer ejercicios, se rompe el tejido muscular, el cual en su proceso de regeneración es cuando se endurece y crece, por ponerlo en términos simples”, explica Eduardo Fuentes, head coach del centro de entrenamiento Speedworks.

Menciona que ejercicios localizados como la sentadilla sumo puede ayudar. “Es una variación de la sentadilla, pero con piernas ligeramente abiertas hacia los costados, tronco recto y se debe bajar lo más posible”, dice. Recomienda cuatro series de 20 a 30 repeticiones sin peso. “También se puede hacer ejercicios aeróbicos en pendientes altas, subir una escalera hasta una montaña. Se puede caminar o correr hacia arriba, y descansar camino hacia abajo”, dice.

“Buen glúteo: símbolo de energía”

“Desafortunadamente, el glúteo de los chilenos en comparación al de la mayoría de las personas latinoamericanas, no es precisamente el más destacado”, afirma el doctor Valdés. Y se debe a una característica racial pero también a poco cuidado porque se hace poca actividad física. “Recién en los últimos años los chilenos están comenzando a tomar medidas en el asunto para tener un glúteo no flácido ni carente o ausente. Las chilenas y chilenos se están preocupando de tener esa zona firme, bonita, imponente, ya que resulta ser un símbolo de energía y juventud. Por lo que es cada vez más frecuente la consulta para corregirlo, levantarlo y finalmente mejorarlo”, dice.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*