add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Las dos cosas que debes saber sobre la sal de moda

  • Sal rosada se obtiene de forma natural en Bolivia o Pakistán y una diferencia con la de mesa es su origen, dicen ingenieras en alimentos.

Por Francisca Orellana

Cada vez hay más formas de intensificar el sabor de nuestras comidas. Antiguamente, la sal de mesa tradicional era prácticamente la alternativa, pero hoy podemos encontrar un sin fín de nuevos productos como condimentos, hierbas y nuevos tipos de sal.

Una de las nuevas alternativas es la sal rosada, que tal como lo dice su nombre es de color rosado y se extrae desde pocas partes del mundo, como Bolivia, Pakistán o el Himalaya, y que dice ser más beneficiosa para nuestro cuerpo.

“Tiene un sabor más intenso, por lo que se necesita menos cantidad para salar en relación a la de mesa tradicional. Esto es importante porque, si bien la gente declara tener la intención de consumir menos sal, muchas veces no lo hace porque no quieren sacrificar el sabor de las comidas (la sal resalta el sabor de éstas). Este producto es una buena alternativa para usar menos cantidad, quedando las comidas igual de ricas y sabrosas”, explica Cecilia Villamán, gerente comercial y de Marketing de Gourmet.

Hasta hace poco se podía encontrar únicamente en tiendas saludables, pero ya llegó a los supermercados. “Hay una tendencia hacia la cocina saludable y la gente estaba en búsqueda de productos más sanos, pero sin la necesidad de ir a las tiendas saludables, específicas y muy difíciles de encontrar al paso”, comenta Villamán sobre la marca que acaba de lanzar la sal rosada del Himalaya Gourmet en formato de molinillo traída desde Pakistán. Cuesta $2.500 los 105 gramos en gourmet.cl y $2.990 en Jumbo.

En versión polvillo existe en tiendas especializadas como Bazar Verde, que vende un kilo de sal rosada fina del Himalaya a $6.990, mientras que la versión gruesa extraída de la Cordillera de los Andes de Cristales de Chile está a $5.200 los 450 gramos en www.bazarverde.cl.

 Diferencia

La sal rosada es diferente a la de mesa en cuanto a su origen, sin embargo, sus ingredientes son casi los mismos, dice la ingeniera en alimentos e investigadora en Industria de Alimentos de R2B Catalyst, Tábata Zamorano. La de color rosada está compuesta de 57,1% de Cloro, 38,4% de Sodio, 0,7% de Calcio, 0,6% de Potasio, 0,2% de Magnesio, mientras que la sal de mesa también está compuesta en casi un 40% de sodio, le siguen el cloro y yodo.

No obstante, difieren en su procedencia porque la sal de mesa se obtiene de forma artificialmente, mientras que la que está en voga hoy se extrae naturalmente.

sal

“La sal rosada no es refinada, lo que implica que no se somete a ningún proceso que cambie su condición natural”, dice Villamán. Laura Ulloa, bloguera gastronómica (@Lausaludable en Instagram), y socia de la tienda Bazarverde.cl, agrega que “no está contaminada con ninguna toxina, por eso se le considera más pura, y al tener minerales clave para nuestro cuerpo como potasio o calcio, ayudan a su equilibrio. La gente ya no se siente cómoda consumiendo la yodada y la está cambiando por ésta”, comenta.

Zamorano añade que cuando una sal es procesada, se le «añaden aditivos para que no se formen grumos, y se les agrega yodo con el fin de prevenir trastornos a la tiroides”, afirma.

¿Es más saludable?

Las ingenieras en alimentos dicen que no hay estudios serios que avalen que la sal rosada sea más beneficiosa para nuestro cuerpo. “Se habla de que está energizada, pero no hay estudios serios que lo comprueben. También que tiene una mejor biodisponibilidad, pero tampoco hay investigaciones reconocidas que lo comprueben”, comenta Tábata Zamorano.  

Cuánto consumir

Más que saber si este tipo de sal es mejor que las que existen actualmente, las ingenieras en alimentos recalcan que su impacto también radica en la cantidad que utilicemos de ella.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, nuestro cuerpo necesita un consumo diario de sal de entre tres y cinco gramos al día. “Y el reglamento sanitario de alimentos rotula como bajo contenido en socio aquellos productos que contengan una cantidad igual o menor a 35 gramos de sodio. Para entender, un gramo de sal tiene 400 miligramos de sodio”, afirma Tábata Zamorano.

Solange Brevis, ingeniera en alimentos y asesora sectorial en Alimentos de Corfo,  acota que por eso es importante respetar las porciones en todas las sales porque “pese a que hay muchas en el mercado, todas tienen sodio”.  

Fuente: LUN

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*