add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Cuatro tips para que los niños disfruten Halloween sin caer en excesos

  • Expertos nos dicen que se puede disfrutar sin culpas. 

Por Francisca Orellana 

Se viene una nueva celebración de Halloween, y la oportunidad de llenarnos de dulces y golosinas. No podemos abstraernos de esta celebración, y podemos disfrutarla sin culpa. Para eso, le pedimos ayuda a tres expertas para que nos cuenten sus técnicas para pasarlo bien sin excesos: 

COMER ANTES DE SALIR: Lo primero es que los niños coman antes de salir a pedir dulces (ya sea once o alguna colación saludable), para que no consuman golosinas de más sólo por el hecho de tener hambre. «Luego de la recolección de dulces es importante definir cuántos dulces se pueden comer ese día y cuántos se deben guardar para los días siguientes», comenta María Fernanda Jara, nutricionista de Daily Foods.

La nutricionista Daniela Gómez de Punto de Nutrición, dice que es ideal que los papás dividan después el consumo de dulces.  «Recomiendo que sean entre 3 a 4 dulces por día, es lo ideal. Hay que tener en cuenta que un caramelo es igual a una cucharada de azúcar refinada, es decir, equivale a 5 gramos de azúcar. Y esa noche los niños pueden comer más de 15 dulces. Consumir caramelos chiquititos es lo más recomendable”, afirma.

No obstante, «un niño que durante el día comió sano y de acuerdo a sus requerimientos, no debería caer en excesos, ya que su organismo es capaz de sentir la saciedad», dice la doctora Camila Kluever de Benefit Nutrición 

¿DEBEMOS CAMBIAR NUESTRA ALIMENTACIÔN? Las expertas dicen que no es recomendable realizar cambios en la alimentación ni antes ni después de la celebración. «Idealmente deben seguir una alimentación equilibrada durante todo el día para que llegado el momento de la recolección de los dulces no caigan en la tentación de comer en exceso», dice Jara. 

EN CASA: otra opción es hacer golosinas saludables en la casa u opciones más saludables y entretenidas al mismo tiempo como frutas, frutos secos, barras de cereal con bajo contenido de azúcar, fruta desecada, etc.. «Si se utilizan envoltorios llamativos pueden ser igual de atractivos que los dulces. También se pueden entregar otros accesorios divertidos como stickers, globos u otros juguetes pequeños para reemplazar los dulces», comenta la especialista de Daily Foods. 

El pediatra de la Clínica Tabancura, Raúl Vargas, dice que se pueden hacer mini brochetas de frutas, incorporar saquitos pequeños de frutos secos, hacer bolsitas pequeñas de pasas o arándanos o  cocadas hechas en casa (coco-plátano-avena), entregar caramelos dietéticos y gomitas en base de gelatina o incluir queques bajos en azúcar. 

 GASTAR ENERGIA: La doctora Camila Kluever de Benefit Nutrición enfatiza que es bueno destacar esta festividad como una celebración donde no todo esté centrado en pedir dulces, sino también como una oportunidad para gastar energía. «La idea es que salgan a pedir dulces pero aprovechen de correr, jugar y moverse lo más posible», dice.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*