add share buttons
Noticias

¿Cuál es el momento más complicado cuando hacemos una dieta?

  • Duramos una semana haciendo dieta y nos dan ganas de comer un pastel o una golosina, y dejamos de lado nuestras ganas de comer más saludable. ¿Por qué nos pasa esto?

Por Francisca Orellana

Muchas de nosotras hemos pasado de dieta en dieta, algunas las logramos y en otras fracasamos, pero hay un momento en que nuestro interés por comer más saludable y se pone cuesta arriba y pensamos en abandonarla. Y que nos ocurre a todos por igual, porque nos dan ganas de volver a comer dulces y nuestro cerebro nos empieza a boicotear.

Catalina Miranda, nutricionista de AinChile (www.ainchile.cl), que los primeros 21 días son cruciales y los más dificiles cuando queremos cambiar de hábitos, porque es cuando nos dan más ganas de comer dulces o golosinas. “El cerebro humano se demora 21 dias en captar un cambio de patrón alimentario, es el periodo más tortuoso. Y cuando triplicas esos días, ya la conducta está super adherido y la dieta se te hace mucho más fácil”, comenta.

Por eso, dice que en esas primeras tres semanas, las personas deben ser lo más fuerte porque nuestro cuerpo buscará que volvamos a nuestras conductas habituales. “Uno reacciona frente a estímulos, si vemos un alimento que nos gusta y que nos producía felicidad como una golosina, lo más probable que te de taquicardia, empieces a salivar inmediatamente y comienza un nivel de ansidad que no logras manejar”, afirma. 

ansiedad-por-comer

“Son todas señales cerebrales, hay gente que tiene, por ejemplo, asociado el tomar café en la mañana e ir al baño. Acá pasa lo mismo con los alimentos, con el queso, el pan con mantequilla. Y al final uno tiene que pensar quién nos manda? La ansiedad o uno, uno tiene que ser capaz de controlarlo”, detalla.

CÓMO AFRONTARLO

La especialista comenta que cuando se está a dieta, hay que hacer acciones complementarias para no fracasar.  “Una buena nutricionista evalúa bien al paciente con una dieta de acuerdo a sus gustos, donde es recomendable ir cambiandola cada siete días para evitar el aburrimiento con las comidas”, afirma.

“Ahora, también muchas veces la culpable de la obesidad es la falta de voluntad. Por eso, siempre es bueno recomendar acompañar una dieta con ejercicio de forma más regular u otras alternatibas como pintar mandalas, o hacer yoga, o con apoyo de psicólogos”, explica.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*