add share buttons
Noticias

Rodolfo Neira entrega los tips para comer chia

  • El doctor experto en vida saludable 

Por Francisca Orellana

Comer chia se ha vuelto muy popular! La recomiendan por sus múltiples beneficios para la salud: es alta en omega 3, en fibra y controla la saciedad, es un potente anti oxidante y ayuda a prevenir el cáncer o la diabetes.  Sin embargo, para los que no están acostumbrados a comerla, lo más probable es que sientan dolor de estómago después de la primera cucharada.

El médico y especialista en alimentación consciente, Rodolfo Neira, explica que es bastante habitual sentir eso síntomas. “Toda fibra distiende. Como comemos poca fibra y chia, vamos consumiendo cada vez menos porque nos distiende. Pasa porque nuestras bacterias intestinales están alteradas. Por eso, antes de comer chia o fibra, hay que acostumbrar el cuerpo”, nos contó durante el lanzamiento de Sow, la nueva línea de chía de Benexia.

Como primer paso, aconseja incorporarla de a poco. “Ideal partir con media cucharadita e ir escuchando al cuerpo como responde porque cuando las bacterias empiezan a comer fibras producen gas, pero ese gas no puede ser doloroso. Si lo es, estamos ante un síndrome de intestino irritable, que hay que tratar”, comenta.

chia

¿Cuánto es la dosis recomendada que deberíamos comer de chia? “Para una persona sana, lo ideal son 15 gramos al día, que es una cucharada sopera “, comenta. Para una persona con diabetes, dice que dos cucharadas soperas son buenas.

Otros alimentos que hay que sumar

Para Neira, hay tres súper alimentos que debemos comer sí o sí durante la semana. “La chia es uno, y los otros son la quínoa y las algas. Son muy buenas para la salud, el cochayuyo o el nori son muy poderosos para mantener nuestro cuerpo sano”, afirma.

La clave a la hora de incorporar estos alimentos es acostumbrar al cuerpo a nuevos sabores. “Nuestro organismo se demora entre tres a seis meses para que se le vayan los sabores, donde disminuye esa recompensa cerebral inducida por la industria alimentaria al entregar sabores artificiales. Y pasamos a una recompensa pero por cosas más sanas, y que antes lo recibíamos con la comida chatarra”, cuenta.

¿Te queda algún placer culpable de cuando comías poco saludable?

Sí, algunas cosas dulces. Me gusta comer una torta de la familia, algunos panqueques y que las puedo comer de vez en cuando sin problema. No es que no quiera dejarlas, es que yo decido qué comer. Como me alimento siempre bien puedo decidir qué comer. Hay cosas que hacen daño y que no, y obviamente comer una pedazo de torta cada 15 días o 30 días no pasa nada.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*