add share buttons
Noticias

¿Porqué hay que hacer dieta líquida después de una cirugía bariátrica?

  • Después de la operación, viene una etapa de dos semanas en que hay que tomar caldos, yogurt o jaleas para ayudar a la cicatrización.  

Por Francisca Orellana

Cuando nos hacemos una manga o bypass gástrico, el post operatorio es importante y requiere de mucha fuerza de voluntad para cumplirla al pie de la letra. Cuando nos dan de alta después de la operación, hay que estar entre una y dos semanas con una dieta 100% líquida. Es decir, no podemos comer ningún alimento sólido y debemos cuidar la cantidad para no atorarnos. ¿Por qué?

“Se parte con una dieta líquida, porque permite observar si la persona puede tragar sin dificultad, no tiene nauseas o vómitos. Por eso se debe tomar líquido los primeros tres días, prácticamente es casi pura agua. Posteriormente, se pasa a un régimen líquido para proteger la sutura. Son quince días con un régimen líquido, para darle la mayor cantidad de proteínas para que cicatrice bien, lo cual no se alcanza con el régimen líquido, sabemos que es insuficiente, pero lo primero es proteger la sutura”, comenta Eliana Reyes, nutrióloga de la Clínica Universidad de los Andes e integrante del Programa Vive más Sano, de Obesidad y Diabetes.

¿Qué debemos comer puntualmente en esas dos semanas? El doctor Alberto Pérez-Castilla, jefe del Centro de Nutrición y Cirugía Metabólica de Clínica Indisa comenta que fundamentalmente líquidos claros. “No debe ser espeso para que no se acumule en el tubo digestivo y provoque molestias o aumento de la presión. Puede ser agua mineral sin gas, infusiones de hierbas, aguas de anís, aguas de cocción de fruta, granizados, consomé de ave, jugos, gelatinas”.

Reyes agrega que las sopas deben ser “prácticamente sin nada. Son caldos muy colados, por ejemplo sopas de pollo, y todo de consistencia líquida. Además pueden tomar leche y eso es importante porque constituye una fuente de proteína importante. Entonces los primeros días quince días pueden tomar leche, yogurt, helados dietéticos de agua y jaleas”, detalla.

Suena difícil poder cumplirla, pero la verdad es que muchas veces el cuerpo no está preparado para recibir más alimento.

Si nos salimos de las indicaciones, las consecuencias son bien desagradables. “Lo más probable es que la persona se atore y le venga un espasmo esofágico, en que el esófago se obstruye y no deja pasar la comida y al final termina devolviendo o vomitando. Lo otro es que pasara al estómago y le pudiera pasar una dehiscencia de una anastomosis, que es que se abra un punto y empiece a salir líquido gástrico hacia la cavidad abdominal y le produzca una peritonitis y algo grave”, comenta Pérez – Castilla.

Por eso, el especialista de la Clínica Indisa recalca la importancia de seguir esta indicación. “Se requiere total adherencia a esta dieta, dado que cualquier alimento que no corresponda puede desarrollar complicaciones, como una mayor presión en el estómago y provocar que en las líneas de grapas ceda y presente fuga del contenido gástrico”, dice.

Cuánto tomar

Como tenemos el estómago es más pequeño, es imposible poder tomar grandes sorbos de sopa o agua. A lo más podemos tomar pequeños sorbitos . “Se le indica una ingesta de 2 litros diarios de líquidos, por esto es que se sugiere ingesta a sorbos pequeños para mejorar la tolerancia y completar la ingesta del volumen indicado, esto evita complicaciones como vómitos por sobreexceder los volúmenes”, cuenta Alberto Pérez.

receta sopa

Transcurrido el plazo indicado, se debe pasar a la anhelada etapa de papillas, donde podemos comer alimentos con más sabor y color.

“Después cuando ya se ve que el régimen líquido lo tolera bien el paciente, no vomita, traga sin  dificultad y no tiene otras molestias gastrointestinales, se pasa a papilla también con el objetivo de re educar la alimentación, para que coma algo más espeso y que aprenda a comer lentamente, en pequeñas cantidades y en consistencia papilla, para proteger la sutura”, explica Eliana Reyes de la Clínica Universidad de los Andes.

“Cuando se pasa a papilla se incluyen más alimentos, se hacen papillas con verduras, con proteínas, pero todo tiene la consistencia de una papilla. También se puede comer frutas cocidas hecha papilla, para que haya el menor trabajo digestivo y la persona también empiece a acostumbrarse a comer un poco más sólido pero a lenta velocidad. Es importante ir a los controles, porque hay gente que después de la papilla no va a controles y se queda comiendo más tiempo del debido la papilla y esto es un proceso evolutivo, donde hay que ir cambiando hasta que el paciente pueda llegar a una alimentación sólida, hipocalórica completa”, sentencia.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*