add share buttons
Noticias

Tres cosas que debes saber antes de usar aceite de coco

Google+WhatsApp
  • Hay que tener precaución con su consumo porque es alto en grasas saturadas y en calorías. 

Por Francisca Orellana

Cada vez es más común ver vacías las góndolas de aceite de coco en los supermercados. Su uso en la cocina y en la cosmética está de moda porque se le asocia a varios beneficios: gran efecto saciador, antiséptico, acelera el metabolismo, entre otros.  hay que usarlo con cautela en la cocina porque no es tan saludable como se piensa.

El mes pasado la Asociación Americana del Corazón, publicó un informe en la revista Circulation, para aclarar y advertir el riesgo para la salud de ciertos aceites altos en grasas saturadas como el caso del aceite decoco. Hizo una revisión científica a varios estudios para poner un signo de alerta a quienes ven este producto como 100% bueno.

“Ha habido mucha publicidad en destacar sólo lo bueno del aceite de coco, pero no en decir los cuidados que hay que tener con él, y se empieza a consumir de manera discriminada y no te das cuenta y empiezas a subir de peso y no sabes por qué”, cuenta la nutricionista de AinChile, Catalina Miranda.

“No hay problema que personas sanas, que hace ejercicio constante, que consume cerca de dos mil calorías y sin restricciones alimentarias, puedan consumirlo, pero no aquellos con problemas de salud como diabetes, con restricciones alimenticias, que quieran bajar de peso o que no haga deporte”, cuenta Tábata Zamorano, ingeniera en Industria de Alimentos de R2B Catalyst para el emprendimiento Novalact.

Acá te contamos tres razones de por qué debes consumirlo con precaución:

Eleva el colesterol malo

Hay cuatro tipos de grasas, dos de ellas son “malas” como el caso de las grasas saturadas. “Pese a que el aceite de coco es de origen vegetal, está compuesto en un 90% de grasas saturadas, que son las que dañan las venas y arterias porque se acumulan en la sangre, por eso hay que consumirlo con moderación” afirma la nutricionista Catalina Miranda.

René Sandoval, nutricionista y académico de la U. Católica del Maule, dice que eleva el colesterol malo o LDL en la sangre.

“El LDL es una lipoproteína que se encarga de transportar colesterol al hígado y desde ahí a todo el cuerpo. Su exceso se adhiere a las paredes de las arterias y se va acumulando de manera lenta y progresiva, lo que vuelve las arterias más rígidas, estrechas y combinado a otros factores de riesgo como hipertensión u obesidad, desencadenan enfermedades cardiovasculares como infartos y accidentes cerebrovasculares”.

Tábata Zamorano agrega hay que tener precaución con aquellos aceites de coco hidrogenado, al cual se le agrega hidrógeno para hacerlo más compacto para utilizarlo con altas temperaturas. “Se sabe que las líneas hidrogenadas producen cáncer y favorece la formación de tumores. Se ocupa mucho en la industria de alimentos pero tiene efectos secundarios indeseados”, comenta.

Cuánto consumir: 50 calorías los 5 cc

 “Es como la palta, es rica y con muchas propiedades, pero una tiene cerca de 350 calorías, no puedes comerte cinco al día”, comenta Miranda. Una cucharadita de 5 cc de aceite de coco tiene 50 calorías, por eso se recomienda consumir hasta 30 cc al día.

aceite_aceitunas_-z

El aceite de coco es mejor que la mantequilla, sin embargo, los especialistas recomiendan usar aceite de oliva ya que está compuesto de grasas buenas y no es alto en calorías.

“Es mejor utilizarlo un par de días a la semana o en reemplazo de la mantequilla para saltear verduras, pero jamás mezclarlo con otros aceites”, explica Catalina Miranda. Y agrega: “si te comes dos cucharadas al desayuno y al almuerzo, fácilmente puedes estar consumiendo hasta 700 calorías sólo en este aceite, cuando las grasas no deben aportar más de un 30% de las calorías totales en un día. Si se va a usar este aceite, no hay que comer carnes grasosas, embutidos o frituras”.  

Cocinarlo hasta cierta temperatura

Si bien resiste altas temperaturas y su sabor no cambia con el calor, recomiendan no utilizarlo a más de 150°C. “Para conservar sus propiedades lo ideal es que no se queme y esto ocurre en torno a los 200°C, por lo que en preparaciones entre 150° y 180°C queda bastante bien”, comenta René Sandoval, académico de la U. Católica del Maule.

Sin embargo, Tábata Zamorano recomienda no usar el aceite para cocinar y sólo ocuparlo al natural para ensaladas o batidos. “Cuando los ácidos grasos que hay en el coco llegan a ebullición se oxidan y se vuelven más tóxicos para el organismo, pero le pasa a todos los aceites. Que ya lleguen a 170° es peligroso”, explica.   

Los expertos coinciden en que el aceite de coco es mejor que la mantequilla o la margarina porque tiene menos grasas saturadas. “Y tiene mejor sabor que estos últimos y sirve para activar otros alimentos como la cúrcuma que necesita una base de grasa para activar sus propiedades”, dice Miranda. “Pero a la hora de elegir, el aceite de oliva -ideal extra virgen –  o de canola o de uva son mejores, porque están hechos de grasas buenas y son altos en Omega 3 y 6”, detalla. 

Fuente: Revista M, LUN. 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*