add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

¿Cómo identificar la depresión en los niños?

  • Es fácil confundir la depresión infantil con la tristeza, sin embargo, en Chile 1 de cada 20 niños sufre un episodio depresivo antes de cumplir 18 años.

Menos de la mitad de los niños que sufren depresión reciben un tratamiento adecuado, ya que los padres lo atribuyen sólo a que están tristes. Y a pesar de que se parecen, tristeza y depresión tienen síntomas y consecuencias muy diferentes, a esto se suma la falta de madurez que tienen los niños, los hace ser más vulnerables y no siempre saben describir lo que están sintiendo.

“Los síntomas en la depresión infantil son más intensos que en los adultos, por lo mismo, es importante que los padres consulten oportunamente y acompañen a sus hijos durante todo el proceso de tratamiento”, señala Sandra Delgado, psicóloga de Clínica INDISA.

Para sospechar que nuestro hijo puede tener depresión, debe tener al menos alguno de los siguientes síntomas:

  • Está tristes la mayor parte del tiempo.
  • Perdió la motivación por las actividades que siempre le han gustado.
  • Perdió confianza, está con baja autoestima y tiene sentimientos de inferioridad.
  • Tiene sentimientos de culpa.
  • Es incapaz de concentrarse o tomar decisiones.
  • Sufre de alteraciones de sueño o variaciones en el peso.
  • Tiene pérdida de apetito.

Generalmente, la depresión bien tratada en los niños dura un par de meses o hasta un año y es común que tengan alguna recaída en los cinco años posteriores, cuando no se ha realizado un tratamiento adecuado y no se han realizado cambios importantes al interior de la familia, que están favoreciendo el cuadro depresivo.

A largo plazo si no se tiene un tratamiento adecuado puede llegar a traer complicaciones en el desarrollo de la personalidad, problemas de relaciones interpersonales, problemas con el alcohol y/o abuso de sustancias en la adultez,  cursar con cuadros depresivos y de ansiedad a lo largo de la vida, entre otros problemas.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*