add share buttons
Noticias

Cómo tomar baños de sol y ganar vitamina D

  • Se activa con los rayos del sol, pero si nos echamos factor solar todo el día, evitamos su producción. 

Por Francisca Orellana

Aunque nos repiten hasta el cansancio que debemos cuidarnos del sol y aplicarnos protector solar cada vez que salimos a la calle, estamos cometiendo un error: no dejamos que nuestro cuerpo aproveche la vitamina D.

Este nutriente ayuda a que los huesos absorban calcio y fósforo para que se fortalezcan, controla la presión arterial y mantiene estable la insulina en la sangre, entre otras tareas.

La doctora en ciencias biomédicas e investigadora del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas Accdis, Alejandra Espinoza, cuenta: “La vitamina es una molécula orgánica que, en pequeñas cantidades, tiene una acción biológica en nuestro cuerpo y la obtenemos por medio de la alimentación. En el caso de la vitamina D también actúa como una hormona, que son moléculas que ejercen una acción en un órgano distinto al que la produjo: la vitamina D se sintetiza en la piel y ejerce su efecto final en el hueso, por ejemplo”, detalla.

El tema es que no la producimos naturalmente, sino que la sintetizamos en 80% con la ayuda del sol y eso lo impiden los bloqueadores solares. “El 20% restante se genera gracias a la alimentación”, afirma el enfermero y docente de las carreras de Salud Duoc Valparaíso, Gonzalo Olguín.

Si falta, pueden aparecer enfermedades. “Se ha encontrado una asociación entre bajos niveles de vitamina D con osteoporosis, cáncer, diabetes y enfermedades autoinmunes”, explica Alejandra Espinoza.

¿A quién le falta vitamina D?

En Chile no hay estudios a nivel general, pero se hacen mediciones puntuales y los resultados son negativos. Un análisis de Arturo Borzutzky, académico de la Facultad de Medicina UC, reveló que de 109 niños estudiados en Punta Arenas, 96% presentó deficiencias de esta vitamina. En el 62% de los casos, el déficit era severo. Se suma a otro estudio de la casa de estudios del año pasado, que proyectó que el 60% de las mujeres adultas mayores sanas en Santiago registraba bajos niveles.

¿Cuánto cuesta el examen?

La falta de vitamina D no presenta síntomas evidentes, aunque Gonzalo Olguín acota que tener dolor articular, ánimo bajo o piel con zonas oscuras podría orientarnos. Lo más preciso es por medio de un examen de sangre -llamado 25 Hidroxi Vitamina D – que vale bien cotizar. En Laboratorio Blanco cuesta $20.100, mientras que en Integramédica está a $35.700. “Lo ideal es hacerlo en invierno, cuando el nivel de la vitamina está más bajo. El examen lo puede solicitar cualquier médico general”, cuenta el dermatólogo y académico de la U. de Chile, Juan Honeyman.

¿Cuántos sol tomar?

Para ganar Vitamina D se pueden tomar pastillas, pero sí o sí hay que tomar sol y luego aplicar protector solar, explica Juan Honeyman.

“De 15 a 30 minutos al sol, aunque depende de dónde viva la persona. En Arica, unos 15 minutos, mientras que en Punta Arenas una media hora, tres veces por semana”, afirma. En Santiago debería ser día por medio en verano y en invierno todos los día que haya sol.

Cara, brazos y piernas son las zonas idóneas para recibir los rayos. “Basta con ir a la feria temprano o salir a la calle a realizar una actividad corta, antes de las 11 am o después de las 16”, cuenta Olguín.

¿Aceite de hígado de bacalao?

Sólo un especialista nos puede recetar píldoras o jarabe específico con Vitamina D, ya que puede generar cálculos renales o aumento de concentración de calcio en la sangre, dice la experta del Accdis. Las cápsulas de aceite de hígado de bacalao son una buena fuente natural. También los pescados grasos, como el salmón, y yema del huevo. “Existen muchos alimentos fortificados con vitamina D, como leches y cereales, aunque el aceite de hígado de bacalao aporta más de 40 veces que estos últimos”, afirma.

Fuente: Revista M, LUN

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*