add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

No hay edad para el deporte: Los tips para la tercera edad

  • Durante los últimos años, la actividad física ha tenido un explosivo crecimiento en nuestro país, no tan sólo entre los jóvenes, sino también en los adultos mayores, quienes se ven altamente beneficiados al incluirla en sus vidas. Sin embargo, deben tener ciertas precauciones.

Llegar a la tercera edad, no es sinónimo de sedentarismo,  hoy este grupo etario aprovecha su tiempo libre para mantenerse saludable, realizando diferentes actividades físicas.

Marcelo Lizana, Kinesiólogo de Clínica Avansalud, está en favor de que, pese a los años las personas se mantengan activas y recomienda que estas actividades sean supervisadas por especialistas,  “durante el verano es recomendable practicar actividades deportivas, y que estén de acuerdo a la capacidad física del adulto mayor,  considerando que en este grupo existen factores de riesgo, tales como: caídas, patologías asociadas y consumos de distintos fármacos”.

Cuidados Outdoor

Principalmente,  los deportistas más senior deben “evitar estar expuestos a condiciones de extremo calor y radiación durante esta época del año”, señala Lizana,  por ello es recomendable que realicen actividad física en los horarios del día donde la temperatura es menor, lo aconsejable es que sea temprano o al atardecer.

Como cualquier deportista, es importante que el adulto mayor se mantenga hidratado mientras realiza su rutina de ejercicios, es por este motivo que se recomiendan bebidas isotónicas o tomar bastante agua, para prevenir la deshidratación.

Marcelo Lizana también recomienda el uso de protección solar, para evitar la radiación, el uso de sombrero y ropa adecuada para no sudar en exceso, ya que esto acelera la deshidratación y por último siempre tener a mano un kit con insumos médicos de emergencia.

Recomendaciones para comenzar a realizar deporte

Siempre se debe comenzar con un calentamiento previo,  el que debe incluir flexibilidad y movilidad articular.  Posteriormente viene la fase de ejercicio cardiovascular para aumentar la capacidad funcional aeróbica. En esta etapa, se puede trabajar caminata rápida, equilibrio con obstáculos, baile, entre otros. Luego, se pasa a la fase de fortalecimiento muscular, en donde se trabaja con peso liviano entre  0.5 y  1 kilo. Para finalizar, relajarse y volver a la calma, se deben realizar ejercicios de flexibilidad y elongaciones musculares.

Estas recomendaciones son aplicables tanto para adultos que tengan una historia deportiva, como para aquellos que desean comenzar a introducir pequeñas rutinas para mejorar su condición física.

Para llevar a cabo una rutina lo más completa posible, se sugieren cuatro tipos de ejercicios:

  1. De resistencia: nadar, andar en bicicleta o caminar para mejorar el sistema circulatorio y la salud del corazón.
  2. De fortalecimiento: apoyan el desarrollo del tejido muscular.
  3. De estiramiento: permiten mantener un cuerpo ágil y flexible.
  4. De equilibrio: son importantes para evitar el riesgo de caídas. En este caso, el yoga es altamente recomendable.

 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*