add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Sol Fliman: «Hay que respetar los tiempos de los niños, si no quieren comer no hay que obligarlos»

  • Acaba de lanzar el libro «Niños a comer», donde muestran recetas como de nutella casera, compotas o queques. 

Por Francisca Orellana

Qué cocinarles a los niños puede ser una verdadera odisea, por eso es que Sol Fliman y María José Buttazzoni lanzaron el libro «Niños a comer: el arte de alimentar y criar”, que se transformó en una guía de crianza y alimentación, que combina consejos de cuidado, apego y desarrollo con más de cien recetas ricas y saludables para los niños.

libro

Junto a bellas fotografías, incluye recetas de puré de frutas y verduras, colaciones nutritivas y preparaciones ideales para celebraciones, entre otras; todas rápidas de preparar y elaboradas con ingredientes disponibles en cualquier mercado. Las recetas están clasificadas con simbología superalimento, vegano y celíaco. Y entre ellas destaca un puré de coliflor y pera, lentejas con zapallo y leche de coco, polenta grillada, palitos de tofu, chips de betarraga, bolitas de avena y miel, muffins de chocolate y zapallito italiano.

Para saber un poco más de este libro, hablamos con Sol.

-Por qué era importante hacer este libro?

Porque pensábamos que era importante entregar ideas de alimentación para los niños más pequeños y no hacer lo típico de la olla hervida con verduras y que sirve para 20 frascos. Por eso queríamos cambiar, entregar diferentes opciones para que los niños puedan educar su paladar. Son todas recetas que nosotros hacíamos. Algunas eso sí tienen azúcar, pero son opciones hechas en casa que no vamos a comer todos los días como las bolitas de nuez, que si las compramos en el supermercado, no podemos ni pronunciar sus ingredientes.

– ¿Fue difícil dar con las recetas adecuadas? 

Para nada, fue super emocionante porque es parte del aprendizaje con nuestros hijos, de darle su primera papilla, ver cómo van probando nuevos sabores porque al final uno está lleno de prejuicios y ellos aprenden de eso. Cuando mi hijo me dice que no le gusta algo, se lo doy a probar tres veces y al final igual le gusta. Pero en general y nos pasa a todos, que nos complicábamos para cocinarle, por eso nos preocupamos de hacer algo práctico.

Libro niños a comer

Son recetas fáciles de hacer, a veces medias obvias pero que no se mostraban, hay niños que comen nugget de pollo, por que no darles nugget de brocoli, son al final prejuicios de uno.

-Además del prejuicio, está el tema del tiempo que le dedicamos a cocinar..

Claro, pero se piensa que son recetas demorosas cuando son muy sencillas. Es que pasa también que hay gente que no entiende que darle colados a los niños no está bien porque están llenos de sodio y hacen vista gorda, eso es lo más fácil, pero yo no comería ni muerta un colado. No sabemos cuándo se hizo, cuántos conservantes tienen, entonces cómo se lo voy a dar a mi guagua, no puedo. 

Lo otro importante, es respetar los tiempos de ellos, si no quieren comer, no obligarlos. Uno quiere que coman el triple de lo que necesitan y con eso hay que tener cuidado, si un niño no quiere comer, no hay que obligarlos. Hay que respetarlo también. Puede que no tenga ganas, si hasta uno a veces tampoco tiene hambre. Estamos acostumbrados a que se tienen que comer todos y no dejar nada en el plato.

– ¿Tienes algún placer culpable en la comida?

Como todo lo que me cuerpo mi pida, no me privo. Si tengo ganas de comer algo lo como, porque si digo que no, me dan el triple de ganas de comer. Prefiero ser así, no soy la mas flaca y me da lo mismo.

– Si tuvieras que elegir una receta del libro cuál sería?

Qué difícil, pero la comporta de ciruela me gusta mucho porque me la como yo también. Pero hay muchas más. 

 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*