add share buttons
Noticias

Los universitarios chilenos duermen bien pero se alimentan mal

  • Así lo arrojó una investigación realizada por alumnas de la UST Temuco que reveló que más del 85% de los estudiantes descansa de forma adecuada, sin embargo el 28% declaró tener hábitos alimenticios deficientes, incluyendo el alto consumo de alcohol.

Un estudio desarrollado por la Universidad Santo Tomás a estudiantes chilenos determinó que el 85% descansa de forma adecuada -al contrario de lo que se pensó en una primera instancia- y tan solo el 4,2% de la muestra señala funcionar de noche. 

Con respecto a los hábitos alimenticios, el 28% de los estudiantes tiene prácticas deficientes al momento de elegir que comer, prefiriendo alimentos de rápida manipulación como la “comida chatarra”, por su menor precio y rapidez, sumado el alto consumo de alcohol. Solo el 22% de los estudiantes consultados lleva una dieta alimenticia saludable, variada y equilibrada.

Así lo reveló el estudio presentado durante el XXII Congreso Nacional de Psicología Clínica “Psicología y Neurociencias”, organizado por la Sociedad Chilena de Psicología Clínica en Santiago, que develó que  los estudiantes universitarios chilenos duermen las horas necesarias, pero  no se alimentan de buena forma a para alcanzar una dieta saludable. 

Las estudiantes de la Universidad Santo Tomás Temuco Ninoska Álvarez, Marianela Muñoz y Pía Veloso, en conjunto con el docente Alfonso Cofré de la Escuela de Psicología y Fredy Cea, sociólogo y docente de Metodología de la Investigación de la misma casa de estudios superiores, realizaron la investigación “Asociación entre conducta alimentaria, tipología circadiana y su asociación con el estado nutricional en universitarios chilenos”, la cual buscaba establecer la relación entre factores biológicos alterados y cómo afecta la vida psicológica y física de las personas, entre ellos el sueño y la comida como factor principal, destacando la importancia de la educación y conocimiento acerca del tema.

La muestra del estudio  incluyó a 286 estudiantes de Santo Tomás Temuco, de un promedio de  21 años, a quienes se les consultó acerca de sus hábitos alimenticios y de descanso, considerando que a partir de los 20 años de edad se regula el ciclo de sueño-vigilia. La idea principal de la investigación fue  analizar si estas conductas de alteraciones del sueño-alimentación se pueden modificar a través de la psicoterapia.

Según Ninoska Álvarez, estudiante de psicología de la UST Temuco e integrante del grupo de investigación, el factor de alimentación saludable y la regulación del sueño es de suma importancia en el ámbito de la psicología.

“En la etapa de ingreso a la universidad los estudiantes viven múltiples cambios en sus hábitos de alimentación y de los ciclos de sueño, gracias al cambio en la carga académica que se genera y los compromisos sociales. Sin lugar a dudas, se produce un cambio de vida y justamente en la misma etapa, a partir de los 20 años, es donde se autorregula el sistema de sueño y vigilia”.

Por su parte, Fredy Cea, sociólogo y docente de Metodología de la Investigación de la UST Temuco, participante del estudio, comentó que “la alimentación deficiente y los desajustes en el sueño son propios de la sociedad moderna. Las demandas académicas provocan desequilibrios en estos hábitos que pudiesen provocar graves consecuencias para los estudiantes”.

Para finalizar, los investigadores de este estudio advierten que se requiere  hacer un estudio más amplio  para poder confirmar con mayor fuerza las conclusiones de esta investigación.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*