add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Evita los cálculos renales con una dieta baja en sal y proteínas

  • Estas piedrecitas afectan al 10% de la población y son cuatro veces más común en hombres que en mujeres.

Todos hemos escuchado hablar alguna vez de los molestos cálculos renales, que le causan dolor al 10% de la población. Se trata de pequeñas ‘piedras’ que se forman en las vías urinarias obstruyendo la zona y causando dolor.

Esta dolencia es más frecuente en personas con hipertensión, diabetes, obesidad, gota o antecedentes familiares. Pero también influye la dieta, en el caso de una baja ingesta de líquidos, alto consumo de sal y de carnes.

Los cálculos pueden ser desde el porte de un grano de arena hasta una pelota de golf. Parte de los principales síntomas son: dolor agudo al costado, ardor y sensación de urgencia al hacer pipí y orina teñida con sangre. En relación al dolor, puede durar entre 20 minutos y una hora, y los pacientes pueden incluso presentar nauseas o vómitos.

“Si tiene dolor intenso, náuseas, vómitos o sangre en la orina, debe acudir a un especialista. El dolor moderado habitualmente sugiere que un cálculo de tamaño pequeño puede estar bajando, pero el dolor intenso puede ser porque se está obstruyendo la vía urinaria por su dimensión”, advierte el Dr. Andrés Silva, urólogo de Clínica INDISA.

Si un cálculo no se elimina, podría ocasionar daños permanentes a su tracto urinario, sin embargo, casi el 90% se eliminan dentro de unos días o semanas, sin ninguna intervención. Mientras que los más grandes necesitan de medicamentos que los disuelvan o cirugía.

Según un artículo de la revista The News England Journal of Medicine, para prevenir la aparición de cálculos es mejor tener una dieta baja en sodio y proteínas animales. Es decir, mantener un estilo de vida saludable y aumentar el consumo de vegetales y agua.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*