add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Alvaro Lois: «Tengo una elíptica que es el colgador de ropa más caro que tengo»

  • El chef nos cuenta sus principales chascarros en sus intentos por ser más saludable y lo que nunca tendría en su refrigerador. Además, relata que está en pleno proceso de cambio de alimentación. 

Por Francisca Orellana

El chef y conductor de televisión, Alvaro Lois, se ve externamente como una persona saludable, de buen peso, sin embargo, dice que su apariencia engaña: «Soy un flaco falso», nos cuenta.

«Tengo las medidas de un flaco, pero internamente tengo niveles de colesterol y triglicéridoss altos, no disparados pero más alto de lo normal. Y eso se explica porque también soy un poco sedentario, hago muy poco deporte, algo de natación, por lo que lo único que tengo que hacer, siendo cocinero, es alimentarme diferente, modificando mi hábitos pero sin pasar hambre», cuenta a Más Liviano durante el desayuno de lanzamiento de la nueva quínoa en suplemento en polvo Ki- Nua.

Por eso, se hizo un estudio de su grupo sanguíneo para saber qué alimentos puede comer – como el pollo, pescado, la quínoa, pastas integrales -, y aquellos que tiene prohibidos, como las carnes rojas, destilados, lechuga o tomate. 

– ¿Por qué te interesó cambiar la forma de alimentación?

Siempre me hacía exámenes y el médico me daba pastillas para bajar los índices. Y en algún momento dije que no iba a tomar más medicamento porque creo que entre más químicos le des a tu cuerpo, más mal te van a hacer. Pero al final, casi siempre el 50% de la responsabilidad lo tiene la alimentación y el otro 50% va por tema de ejercicios, entonces por eso decidí cambiar. 

Eso no quiere decir que a veces no me entusiasme con chocolate. No debería comer trigo pero a veces me como un pancito. Creo que entre uno más se restringe después viene un proceso de abstinencia grande, donde dejas de lado todo lo que hiciste y te pegas unos atracones que son lo peor.

Trato de pensar que no estoy a dieta porque ya te lleva a algo restrictivo, que no te deja avanzar y andas todo el día de mal humor

– ¿Es muy difícil restringiste con comidas siendo que eres chef?

Trato de ser categórico en que lo voy a comer y que no. Por ejemplo, no puedo comer quesillo, pero sí queso brie o camembert. Ahora, trato de pensar que no estoy a dieta porque ya te lleva a algo restrictivo, que no te deja avanzar y andas todo el día de mal humor. Lo que estoy haciendo yo es un cambio alimenticio pero no para bajar de peso sino para estar mejor. 

Mi meta no es bajar de peso, sino bajar grasa. Sigo estando en los mismos 79 kilos que he tenido siempre. Uno siempre está pendiente del peso, pero no todo está en eso porque también puedes tener que buscar más músculos. 

¿Es primera vez que te preocupas de lo que comes? 

Siempre traté de estar en dieta, alimentandome en las noches con tomate, lechuga y choritos, y son tres cosas que no podía comer. En vez de tomate debería comer palta, por ejemplo. Uno cree que está haciendo dieta y no es así, no te estás nutriendo. 

El chocolate me gusta mucho pero discrimino entre uno de buena y mala calidad.

Mi familia es buena para la pasta y trato de meterlos en los temas de los vegetales, y si no les gusta que se vayan a comer afuera jajaja. Pero entre la nana y yo cocinamos, pero no nos complicados muchos. Tenemos hartas verduras congeladas y cuando tengo tiempo cocino guisos. No porque sea chef tengo que comer cosas recién hechas o recién sacada de la huerta, no están las condiciones para eso.

PIN PON 

– ¿Cuál es tu placer culpable?

Todos, jajaja. Antes me ponía más culposo por comer, pero hoy tomo la decisión de comer igual sino lo paso mal. Ahora el chocolate me gusta mucho pero discrimino entre uno de buena y mala calidad. Pago un poco más por uno alto en cacao, más oscuro mas oscuro que hacen mejor. No debo comer mariscos pero me encantan, ahí si que se me olvida todo.

– Qué no tendrías nunca en tu refrigerador?

No lo tendría pero por mi hijo sí lo tengo en el refrigerador: el ketchup. Encuentro que tiene muy mal sabor, es una salta de tomate azucarada. Y también es una abofetada para el chef, porque el que no sabe comer le echa a todo ketchup, es como ensangrentar el plato, jaja. También tengo hamburguesas hechas, pero por mi hijo también, pero yo no la tendría.

– ¿Tu mejor día para hacer deporte?

Ninguno, ninguno es bueno para mi. Solo cuando tengo tiempo voy a la piscina y hago un par de vueltas y ya. También tengo una elíptica que es el colgador de ropa más caro que hay, casi ni la he usado y resulta que si vamos a Chimbarongo vemos colgadores a $7’0 mil y los encontramos caros. Y esta máquina que $200 mil, no la usamos y termina en eso, para colgar la ropa. Son los típicos pecados en que uno cae y no sirven. También cometí la estupidés de comprar un año completo de gimnasio porque es mas barato y fui seis veces, y todavía lo estoy pagando. Y lo peor es que ni siquiera puedes traspasarlo.

 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*