add share buttons
Noticias

¿Cuántas personas parten una dieta y realmente la terminan? Expertos dan detalles

  • ¿Quién no ha partido una dieta y desiste a las pocas semanas? Acá dos expertos cuentan la claves para seguir adelante.  
Por Francisca Orellana
 
Que partimos la dieta mañana o qué nos va a hacer un pedacito de torta son una de las tantas excusas o barreras que ponemos cuando estamos en plan para bajar los kilos de más o llevar una vida un poco más saludable. De ahí que siempre es difícil, también, aguantar una nueva forma de comer y más aún cuando te dan una dieta de 1.000 calorías o de pura lechuga. ¿Difícil no?

Pero, ¿cuántos logran terminar efectivamente un programa para bajar de peso, que puede ser de 5 o más meses?   Los especialistas dicen que son muy pocos los que efectivamente llegan a la meta.

 “La creencia popular indica que limitar nuestras calorías por un tiempo determinado es la solución a un problema médico complejo, ha llevado a las cifras actuales de sobrepeso y obesidad y a un tratamiento incompleto y mal estructurado. Nuestra experiencia con 4.000 pacientes atendidos, el 20% de ellos tiene alteraciones en la alimentación realmente relevantes; el otro 80% fue equivocadamente tratado con dieta cuando el problema era otro”, explica el doctor Claudio Karsulovic, del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile y jefe del Programa de Obesidad del Instituto de Prevención y Tratamiento de la (www.clinicacmmc.cl)  

Por otro lado, como se piensa que se estará a dieta toda la vida, nos desanimamos. “Por eso es bueno que te des ciertas licencias dentro de ese programa de alimentación. Si la idea es bajar de peso, este “permiso” debería ser máximo 1 vez a la semana en una comida puntual. Por ejemplo, si el domingo está la idea de almorzar pizza, se puede -una vez a la semana-, pero si se hace, entonces no hay que comer postre u otros alimentos, luego se retoman las comidas cada 2-3 horas”, cuenta Catalina Silva, nutrióloga y directora del programa Equilibrio Vital de Clínica Terre.

pizza-635-getty  

¿Cuántos fracasan?

Karsulovic explica que la Sociedad Americana de Nutrición, bajar entre el 5% al 15% del peso inicial en 6 meses es lo adecuado y razonable, es decir, si un paciente pesa 80 kilos, bajar de 4 a 12 kilos ya es bueno.

“Aquellos que se realizan una cirugía bariátrica, entre 40 a 50% llega el fracaso en un plazo de 5 años dependiendo del tipo de cirugía. Mientras que un programa programa multidisciplinario llega al 25% en un año”, afirma.

Agrega que por esto, están trabajado activamente en la supervisión intentando disminuir este número. “Nuestros valores de fracaso reportados al año son menores del 15%”, dice.

Clave para llegar a la meta

Sabemos que a medida que pasan los meses, se hace más difícil seguir con la dieta. Por eso, los especialistas dan los siguientes tips para que no aflojemos y lleguemos a la meta.  

  • Entender que una dieta es solo una parte pequeña del tratamiento. De hecho la gran mayoría de las veces es la parte menos importante. “Las dietas que restringen calorías nos desnutren por periodos cortos de tiempo logrando la ilusión de una baja rápida pero solo momentánea con consecuencias metabólicas negativas para el peso a largo plazo”, dice del Instituto de Prevención y Tratamiento de la Obesidad.
  • Antes de empezar cualquier dieta, es bueno hacerte un chequeo médico con exámenes de sangre. Al subir de peso podemos desarrollar ciertas enfermedades, como por ejemplo insulino-resistencia, y si no la detectamos y tratamos, además de afectar tu salud, será mucho más difícil bajar de peso. “También existen otras causas médicas que pueden hacer que subas unos 3-5 kilos, entre ellos, el hipotiroidismo (alteración en tiroides) y si no se trata adecuadamente es casi imposible lograr bajar esos kilos extra”, dice Catalina Silva.
  • Elije metas realistas: cuando empezamos nuestra dieta es bueno tener una meta final que sea acorde a la altura, edad y sexo de cada persona. Y establecer pequeñas metas realizables para no frustrarse. Por ejemplo, “si la meta es bajar 10 kilos en 1 mes, la posibilidad de fracasar es alta, y al no lograr esa meta, se viene la frustración y muchas veces a comer más y romper la dieta. Lo ideal es darse un plazo más largo, quizás de 2 a 3 meses y plantear metas semanales. Primera semana bajar 1 a 1.5 kilos, y luego bajar 0.5 gramos a 1 kilo por semana”, señala.
  • Ansiedad/emociones: en muchos casos el comer de más es una manifestación de que algo está pasando en la persona. Durante periodos de estrés o ansiedad, suele encontrarse consuelo en la comida. También, en otras ocasiones se hacer porque está asociado a ciertas emociones, ejemplo: ¡Tengo pena!, entonces como. Por eso es importante detectar qué es lo que nos lleva a comer de más o a romper la dieta y trabajar desde ese punto la baja de peso.
  • Ayuda de la familia: cuando la familia o amigos no entregan el apoyo suficiente a quien quiere bajar de peso, definitivamente se hace mucho más difícil. No significa que ellos también deban privarse de las mismas cosas que la persona que está a dieta, pero es importante que si es así, no coman cerca del que está siguiendo un plan de alimentación, los alimentos que son una “tentación”. O de lo contrario, involucrarlos y juntos sigan un nuevo estilo de alimentación. 
  • Actividad física: siempre deben ir de la mano el ejercicio y la alimentación. Elegir alguna actividad del gusto de cada uno y que idealmente se realice 3 veces por semana. Si no existe esta posibilidad, una buena idea también, es caminar más durante el día, subir los pisos por escaleras o pequeños cambios que hagan que la vida sea menos sedentaria.

mujer haciendo ejercicio

  • Hacer comidas entretenidas: las dietas se suelen asociar con lechuga o quesillo. Si bien son alimentos que pueden estar dentro de la dieta, el mayor problema es que son poco atractivos y aburren en el tiempo. La clave está en hacer platos sabrosos, coloridos y saludables., como por ejemplo: chapsui de pollo casero, tortillas, zapallitos rellenos y omelette, entre otras. Se debe ser creativo y no caer en la rutina.
¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*