add share buttons
Noticias

Los tips para lograr una mejor afeitada

  • Además de contar con una máquina de afeitar en buenas condiciones, para tener una gran experiencia es fundamental saber qué hacer antes, durante y después del afeitado.

Aunque la temporada de invierno no ha comenzado formalmente aún, el frio ya se está sintiendo con más fuerza en el país, y el cambio de temperatura no solo se percibe en el ambiente, sino que también en la piel.

Por esta razón, la empresa BIC, que inventó la máquina de afeitar desechable en 1975 y que ha desarrollado tecnología de punta para fabricar modelos para hombre y mujer de 1, 2, y 3 hojas con banda lubricante, elaboró una serie de consejos que ayudan a tener una afeitada mucho más suave y al ras. Son tips especialmente diseñados para esta época, cuando la piel está mucho más sensible.

En BIC sostienen que además de tener una afeitadora limpia y con las hojas en buen estado, es fundamental seguir los siguientes consejos, para que la rutina del afeitado sea eficaz y placentera.

Antes de afeitarse:

-Afeitarse en las mañanas es mejor, ya que la piel ha descansado durante toda la noche.

– Limpia con agua fría y exfolia la zona a rasurar, para evitar infecciones.

– Humedece la piel previamente durante algunos minutos con agua tibia o caliente, para hidratarla. El vapor ayuda a abrir los folículos del pelo y, por lo tanto, a suavizarlo. Así los vellos son más fáciles de afeitar.

Captura de pantalla 2016-06-09 a la(s) 15.46.43Durante el afeitado:

– No te apures. Afeitarse es un proceso delicado, que requiere calma.

– Estira la piel de la zona a depilar con una mano, mientras te afeitas con la otra. Así evitas dañarte.

– Desliza la hoja en el sentido de la dirección del vello. Hacerlo ayuda a evitar irritación e inflamación de la piel. Para finalizar, puedes rasurarte a contravello, para lograr un mejor resultado.

– No presiones demasiado la hoja contra tu piel. Puedes provocarte daño (hacerlo es un indicador de que debes renovar tu máquina).

– Para una mayor precisión, los movimientos deben ser cortos y firmes.

Después del afeitado:

– Enjuaga tu piel con agua fría para cerrar los poros.

– Suaviza tu piel con alguna crema hidratante sin alcohol (el alcohol seca, irrita y acelera el envejecimiento de la piel).

– Seca la afeitadora al aire libre. Jamás secarla con una toalla.

– Cambiar la máquina de afeitar regularmente, sobre todo cuando se hace necesario ejercer más presión que la habitual para rasurar. Recuerda que las hojas van perdiendo el filo con cada afeitada.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*