add share buttons
Noticias

Las 5 lesiones típicas que ocurren en un gimnasio

  • Todas las personas que entrenan a diario o periódicamente, han sufrido algún tipo de molestia a lo largo de sus años de entrenamiento. Muchas veces esa molestia no ha sido tratada y ha derivado en lesiones mucho más complicadas que incluso pueden hacerse crónicas con el pasar del tiempo.

Por Francisca Orellana

Estudios han demostrado que en los últimos años han aumentado en un 35% el número de lesiones relacionadas con el fitness, todo ello provocado por el aumento de los practicantes y la cada vez más corta edad con la que empiezan a entrenar, sin embargo, las razones principales por las cuales se producen lesiones son dos, explican en Sportlife. 

Una de ellas es la mala postura y el segundo gran error es tratar de hacer demasiadas cosas, demasiado rápido, tanto en repeticiones como en peso. Por otro lado, los resultados en el gym no se consiguen de la noche a la mañana y eso hay gente que aún no lo tiene claro.

A continuación te detallamos las cinco lesiones más frecuentes que te podrían ocurrir cuando se  va a un gimnasio: 

1. PIE Y TOBILLO: Las personas pasamos muchas horas frente al ordenador con los hombros encorvados. Cuando estamos en esta posición y nos ponemos de pie, el peso corporal recae sobre la parte delantera del pie. Para prevenir deja pasar un tiempo desde que dejas de trabajar delante del ordenador o busca siempre zapatillas para correr que no tengan el talón demasiado alto.

2. RODILLA: Si nuestros pies no son lo suficiente estables debido a un calzado poco apropiado para la actividad o nuestros músculos de la cadera no son fuertes debido al sedentarismo laboral, la rodilla sufrirá todo el estrés de los movimientos de las clases. Para prevenir realiza ejercicios que permitan que la cadera y el tobillo se doblan a la vez, estabilizando y fortaleciendo la rodilla.

3. ESPALDA BAJA: Es la afección más común en cualquier practicante de fitness. Las causas de la mayoría de los dolores lumbares agudos y crónicos suelen estar provocados por las malas posturas en el trabajo y fuera de él, por el debilitamiento muscular, en especial de abdominales. Puede ser debido a ligamentos y tendones acortados por retracciones crónicas, sobrecargas mecánicas e inflamación de las articulaciones posteriores. Para prevenir son muy importantes los estiramientos específicos para fortalecer la espalda y compensar las malas posturas provocadas por la multitud de causas anteriormente mencionadas.

4. HOMBRO: El túnel carpiano que estas machacando de 8 a 18 todos los días, puede provocarte una lesión cuando entrenes de 19 a 20:30 en el gym. Ya que tus brazos deben rotar internamente cada vez que lo mueves, movimiento a su vez ejerce presión sobre los hombros. Para prevenir es necesario rotar externamente los brazos para equilibrar los hombros. Una buena forma de hacerlo es trabajando el giro de remo con cablea a un brazo.

5. CUELLO: Un desajuste en las otras cuatro zonas, puede derivar en una mala alineación del cuello. Si estamos sentados en la silla con los hombros hacia delante, el cuello al igual que la espalda también lo estará, por lo que al final ese exceso de curvatura provocara una molestia en la zona cervical.Para prevenir debes evitar poner presión adicional en el cuello con ejercicios en los que levantes los brazos por encima de la cabeza como por ejemplo los press de hombro.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*