add share buttons
Noticias

Cajetillas sin marca reducirían hasta seis veces el consumo de cigarro en adolescentes

  • El Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, junto a la académica de la Escuela de Salud Pública, Marcia Erazo, entregaron una investigación que demuestra lo positivo de utilizar cajetillas planas (sin marcas) para desincentivar el inicio del consumo de cigarros entre los adolescentes, así como su disminución entre quienes ya fuman. 

Este lunes autoridades universitarias le hicieron entrega del estudio “Percepción de riesgo en el diseño de las cajetillas de cigarrillos en adolescentes de 8º básico a 4º medio, Región Metropolitana, Chile, 2015” al senador Guido Girardi, quien forma parte de la Comisión de Salud del Senado. 

La Dra. Marcia Erazo, académica de la Escuela de Salud Pública (ESP) de la Casa de Estudios e investigadora principal del estudio, explicó que se evaluó la efectividad de una cajetilla plana frente al atractivo de las cajetillas con marcas tradicionales en más de 2200 escolares, identificándose que “el uso de esta cajetilla disuade de comenzar a fumar hasta seis veces más que las otras, y quienes ya lo están haciendo dejarían de consumir”.

Los resultados del estudio servirán como respaldo a un proyecto de ley que busca realizar cambios en la ley del tabaco que actualmente se encuentra en debate en la Cámara de Diputados, y que ya fue aprobado en el Senado. 

Esta iniciativa busca revertir las altas cifras de fumadores entre adolescentes en nuestro país, segundo a nivel mundial entre los jóvenes, y  donde las mujeres de 13 a 18 años presentan el segundo consumo más alto del mundo, alcanzando el 40%.  

Junto con ello, Erazo destacó, que a nivel regional, Chile será pionero en adoptar estas medidas, que ya han demostrado una alta efectividad en otros países. “Por cada 100 estudiantes que fumaban en Australia, 50 dejaron de fumar luego de la implementación de esta ley”, afirmó Erazo, quien manifestó que en las ciudades que implementaron prohibiciones de fumar en espacios públicos “redujeron a la mitad los infartos agudos al miocardo en dos meses”. 

Además, la académica hizo hincapié en que junto con ser una medida de salud pública, la implementación de cajetillas planas permitirá evitar los altos costos económicos ligados a los tratamientos de enfermedades asociadas al cigarrillo.

“Nuestro país gasta alrededor de 34 mil millones de pesos (equivalente al 12,2% del Producto Interno Bruto) anuales en diagnosticar, tratar y pagar licencias médicas por enfermedades producidas por el tabaco”, enfatizó. 

El Rector Ennio Vivaldi aseguró que junto con las consecuencias relativas a la salud, el tabaco afecta a la calidad de vida de los fumadores y sus familias. “Las personas que han fumado durante muchos años siempre representarán un cuadro más grave a la hora de sufrir alguna enfermedad, con más posibilidades de riesgo”, destacó. 

 

El senador Guido Girardi llamó la atención sobre la gravedad que revisten estas cifras y sus consecuencias. “En Chile cada día mueren 46 personas todos los días por enfermedades asociadas al tabaco, siendo 16 mil personas al año. Además, un 38 por ciento de los niños chilenos fuman, una de las prevalencias más altas del mundo”. 

Además, el parlamentario explicó que la eliminación de las marcas en las cajetillas obedece a “que son los elementos de mayor atracción para los niños, expresan la dimensión aspiracional”. Junto con esta medida, el proyecto que impulsa el senador busca restringir el consumo de cigarros en espacios públicos como playas y parques, así como los aditivos como el mentol. “Un niño que fuma a los 9 años por primera vez va a tener una broncoconstricción y sufrir un ardor. Si usa mentol va a tener un anestesiamiento de la vía aérea y no va a tener tanta molestia”, afirmó Girardi.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*