add share buttons
Noticias

Un balón en pastilla podría ser la nueva herramienta para perder peso

Un nuevo sistema de balón que se ingiere y se infla parece ser un modo no invasivo de llenar el estómago y reducir el apetito, informan los investigadores.

El sistema del balón, conocido como Obalon, ayudó a personas con obesidad a perder casi un 7 por ciento de su peso corporal, añadieron los investigadores.

Entonces, ¿cómo funciona exactamente este sistema?

“Los pacientes tragan una cápsula que contiene un balón atado a un pequeño catéter”, dijo la autora del estudio, la Dra. Shelby Sullivan, directora de endoscopia bariátrica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

“Una vez llega al estómago, inflamos el balón con un gas mezclado con nitrógeno”, dijo Sullivan. Los pacientes ingieren 3 cápsulas en total: la segunda a las 3 semanas y la tercera en la semana 9 o en la 12. Cuando se expande, cada balón contiene aproximadamente una taza de gas (750 centímetros cúbicos) para llenar el estómago y reducir las ganas de comer, explicaron los investigadores.

A los 6 meses, se retiran todos los balones con un procedimiento ambulatorio (una endoscopia), en el que se inserta un tubo flexible por la boca hasta el estómago.

“Dado que no hay ninguna incisión ni ruptura en la piel, no lo consideramos ‘invasivo'”, señaló Sullivan. La extracción dura unos 16 minutos, añadió.

Obalon no ha sido aprobado aun para su uso por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Los estudios en marcha que evalúan sus beneficios han sido financiados por el fabricante del sistema, Obalon Therapeutics. Un segundo sistema de balón, conocido como Elipse, también se está probando en ensayos que están en proceso.

Sullivan y sus colaboradores presentarán los hallazgos el martes en la reunión de la Semana de las Enfermedades Digestivas, en San Diego. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Captura de pantalla 2016-05-26 a la(s) 23.46.02Hay una serie de opciones de tratamientos invasivos para los que se enfrentan a una “obesidad extrema” (un IMC de 40 o más), como la cirugía de derivación gástrica. Para los que tienen un IMC de entre 30 y 40, las bandas gástricas ajustables son una opción, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU.

Para los ensayos de Obalon, se dividió a 366 pacientes en dos grupos. La mitad tragaron 3 balones Obalon y la otra mitad tragaron 3 cápsulas de azúcar (placebo). Los voluntarios tenían entre 22 y 64 años de edad.

A lo largo de 6 meses, el grupo del placebo perdió un 3.6 por ciento del peso, de promedio, en comparación con un 6.8 por ciento en los pacientes con Obalon. Y casi dos tercios del grupo de Obalon perdieron al menos un 5 por ciento de su peso, frente a solamente un tercio del grupo del placebo, mostró el estudio.

Sullivan calificó a Obalon como un “paso adelante”, frente a los balones gástricos disponibles en la actualidad.

“Los balones actuales requieren que se dé a los pacientes muchos medicamentos contra las náuseas y los espasmos”, explicó. “El Obalon se tolera mucho mejor. Y aunque los balones de la actualidad hacen que el 80 por ciento del peso se pierda en los primeros tres meses antes de ir dejando de funcionar, no vimos ninguna reducción a lo largo del tiempo en la tasa de pérdida de peso con Obalon”.

Añadió que Obalon podría estar disponible para finales de año, y está “mucho más adelantado en el proceso de desarrollo” que Elipse.

El Dr. John Morton, ex presidente de la Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica (American Society for Metabolic and Bariatric Surgery), y jefe de cirugía bariátrica y mínimamente invasiva de la Universidad de Stanford, en California, dijo que el sistema de Elipse quizá supere finalmente al Obalon.

“Creo que Elipse tiene el potencial de ser realmente revolucionario, porque es algo que se puede tragar y, a diferencia de Obalon, expulsar por uno mismo”, dijo. “Y el otro problema es que los balones salinos siempre funcionan mejor que los balones de aire, que no todo el mundo puede tragar con facilidad”.

“Pero el sistema de Obalon ha estado disponible en otros países durante años, particularmente en México, y se ha colocado con cierta frecuencia”, reconoció Morton. “Y no se ha realizado ninguna comparación directa, de modo que es difícil hacer una valoración científica hasta que se haga eso”.

Fuente: HealthDay, traducido por HolaDoctor

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*