add share buttons
Noticias

Nuevas evidencias confirman que la cirugía bariátrica mejora control de la diabetes

  • Un seguimiento a cinco años de pacientes obesos con diabetes tipo 2, que fueron sometidos a cirugía bariátrica, mostro mejorías persistentes en el control glicémico.

Resultados de un estudio que siguió por cinco años a pacientes obesos que tenían diabetes tipo 2 no controlada, y que fueron sometidos a cirugía bariátrica, confirmaron que el procedimiento fue capaz de mejorar continuamente el control glicémico y reducir las necesidades de medicación a largo plazo.

Los nuevos datos del estudio STAMPEDE (Surgical Therapy And Medications Potentially Eradicate Diabetes Efficiently), realizado por Cleveland Clinic, con la colaboración de Ethicon (una compañía del grupo Johnson & Johnson), fueron presentados durante una reunión del American College of Cardiology.

“Ahora podemos decir con certeza que la cirugía bariátrica es un tratamiento eficaz para estos pacientes, eliminando totalmente las necesidades de medicación para la diabetes en algunos de ellos, y con una reducción evidente de las necesidades de tratamiento farmacológico en otros”, señala el Dr. Elliott Fegelman, Therapeutic Area Expert, Metabolics, Johnson & Johnson Innovations.

Principales resultados del estudio STAMPEDE en el seguimento a cinco años:

  • Capacidad superior de la cirugía bariátrica para controlar la diabetes tipo 2 en el largo plazo en comparación con tratamientos farmacológicos.
  • Reducción de las necesidades de medicamentos para la hipertensión y colesterol.
  • En relación a la técnica quirúrgica, los pacientes con bypass gástrico mantuvieron mayor pérdida de peso y una tasa más alta de remisión de la diabetes en comparación a los pacientes que se sometieron a gastrectomia vertical, requiriendo menos medicamentos.

Las evidencias llegan en momentos en que los índices de obesidad y enfermedades asociadas, como la diabetes tipo 2, están aumentando y representan una carga significativa en los sistemas de salud y la economía. Casi 30% de la población mundial – 2,1 billones de personas – es obesa, con un impacto económico anual de aproximadamente dos trillones de dólares. Así como las tasas de obesidad aumentaron, las tasas de diabetes tipo 2 también, siendo que más del 30% de la población obesa presenta diabetes tipo 2. Solamente en E.U.A., 29,1 millones de norte-americanos obesos tienen diabetes tipo 2, resultando en $245 billones en costos médicos y días de trabajo y salarios perdidos. Los pacientes que sufren de comorbilidades relacionadas a la obesidad pueden disminuir el número de medicamentos y tener mejor calidad de vida y salud con una única intervención quirúrgica.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*