add share buttons
Noticias

Aprenda a “carretear” sin subir de peso

Papas fritas, hamburguesas, tragos preparados y pizza son parte del menú que consumimos cuando salimos de fiesta o asistimos a una reunión social. De acuerdo a la nutricionista de Clínica Vespucio, María Francisca López, es importante evitar alimentos con alto contenido calórico, que además de perjudicar nuestra salud, también pueden alterar la calidad del sueño.

Es muy común que, cuando asistimos a reuniones familiares, cumpleaños o eventos sociales, consumimos alimentos con altos índices de azúcar simple, como pasteles o chocolates, y grasas saturadas, como la conocida “comida chatarra”.

Según la nutricionista, se deben controlar las calorías que se consumen en estas ocasiones y elegir los alimentos más saludables dentro de lo posible, ya que la velocidad del metabolismo se reduce durante la noche. “De ahí la necesidad de ayudarlo con alimentos que no impliquen un complejo proceso de digestión”, explica. Y agrega que, su consumo en exceso, podría dificultar la conciliación del sueño.

 La importancia de la cena

Cenar es vital; tan importante como tomar desayuno o almorzar. En este sentido, la especialista recomienda no saltarse esta comida antes de ir a una reunión social ya que no se debe permanecer en ayunas por más de tres horas, como máximo.

La cena debe representar el 30% de toda la comida del día. Esta debe estar constituida principalmente por verduras y alimentos preparados a la plancha, hervidos o al vapor. “Es importante respetar el horario, ya que si asistimos a una fiesta con más hambre de la que debemos, comeremos más, excediendo así el aporte calórico ideal”, advierte.

 Ideas para un picoteo saludable

  • Elegir como snacks, frutas y verduras, idealmente cocidas o crudas. Por ejemplo, se pueden preparar vegetales al horno, tales como champiñones, berenjenas y zapallo italiano, condimentados con orégano o merkén.
  • Otra buena opción son las proteínas magras como el huevo, pescados, pollo y queso fresco.
  • En cuanto a las grasas, preferir palta, aceite de oliva y frutos secos.
  • Una buena alternativa son los palitos de zanahoria o apio untados en yogurt light con ciboulette.
  • Una buena alternativa para reemplazar las papas fritas, pueden ser los snacks a base de zapallo, betarraga o chía, que se pueden encontrar actualmente en el mercado.
  • En cuanto al consumo de alcohol, existen bebidas bajas en calorías y con ingredientes que aportan algunas vitaminas para el organismo, siempre y cuando se beban con moderación. Dentro de estas, encontramos el vino tinto y blanco, la cerveza y la champaña.
  • Es importante considerar que, al combinar algunas bebidas alcohólicas con bebidas o jugos, incrementamos su nivel calórico.

 Qué alimentos evitar

Comida chatarra: evadir preparaciones como papas fritas, hamburguesas, nuggets, pizzas y salchichas, entre otros. Esto, ya que sobrecargan el estómago, entorpeciendo el proceso de digestión.

Hidratos de carbono simple y azúcares: evitar tortas, pasteles, chocolates y helados. Estos aumentan el nivel de glucosa en la sangre, lo que causa problemas con el sueño, ya que activan nuestro organismo.

Carnes rojas: tratar de no consumirlas en la noche ya que su proceso de digestión es muy lento, lo que entorpecerá tener un descanso profundo durante la noche.

Alimentos con condimentos picantes: pueden provocar reflujo o acidez.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*