add share buttons
Noticias

10 claves para controlar tu peso con bajas temperaturas

Abrigarse, disminuir la actividad física y comer más de lo normal -a veces exageradamente-, son prácticas habituales en días helados. Las bajas temperaturas del otoño (y también del invierno) suelen ser una amenaza para algunas personas, quienes contraatacan con chocolates y pasteles. Pero, ¿es válido una cuota extra de calorías en la alimentación?

Según la nutricionista Constanza Marengo, del Hospital Eduardo Pereira de Valparaíso, los organismos sí necesitan más calorías para combatir el frío, sin embargo, hace una aclaración: “Esto no quiere decir que debamos cometer más excesos de los debidos, ni desequilibrar nuestra alimentación con alternativas demasiado calóricas. Por ejemplo, una hamburguesa con papas fritas, más una gaseosa, contiene aproximadamente 1.200 calorías, equivalente a la mitad del total de calorías diarias a consumir, y en una sola comida”, comenta.

A juicio de la profesional, estas son las 10 claves para el control del peso en época de frío:

  1. No exagerar con el aporte extra de calorías cuando baja la temperatura. Ideal seguir un ritmo de alimentación durante el año, no saltarse las comidas, comer cada 3 horas incluyendo colaciones bajas en grasas, tales como lácteos descremados o dietéticos para evitar una ingesta de grasas y azúcares.
  1. Limitar las preparaciones altas en grasas. Optar por recetas saludables con alimentos naturales y de temporada. Cocinar al vapor, horno o a la plancha, tanto carnes como vegetales.
  1. Dejar de lado las frutas no es una buena opción. La alternativa es prepararlas cocidas en postres y endulzarlas con edulcorantes.
  1. Las ensaladas de preparación fría se pueden reemplazar por platos calientes que incluyan guisos, tortillas o cremas de verduras.
  1. Consumir frutos secos como colaciones de media mañana y en porciones adecuadas.
  1. Preferir cereales integrales. Aportan fibra a nuestra dieta y ayudan a mejorar la digestión.
  1. Consumir algunos tipos de té o infusiones de hierbas para mantenerse hidratado.
  1. Evitar el sedentarismo; provocará que el gasto energético sea menor a la ingesta de alimentos, conllevando a un aumento de peso.
  1. De dos a tres kilos es el aumento de peso promedio en época de frío. Esto varía en cada caso (todos los organismos son diferentes).
  1. Controla tu peso regularmente en otoño e invierno; te permitirá estar atento ante la primera subida y poder corregirla a tiempo.

“Una alimentación adecuada, acompañada de la práctica regular de actividad física, ayudará a cuidar y mantener nuestro peso corporal. Además, si reducimos el consumo de colesterol, estaremos previniendo enfermedades cardiovasculares, una diabetes o una hipertensión arterial”, enfatiza la nutricionista del Hospital Eduardo Pereira de Valparaíso, Constanza Marengo.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*