add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Oxicalm: nuevo medicamento anestésico y analgésico

  • Mezcla oxígeno medicinal y óxido nitroso se puede usar en áreas tan diversas de la salud como la obstetricia, odontología y servicios pre-hospitalarios.

Mezcla de gases medicinales compuesto por 50% de oxígeno y 50% de óxido nitroso, Oxicalm es un analgésico desarrollado por Indura Médica, que puede ser usado para el control del dolor en atención de urgencias y procedimientos ambulatorios de corta duración, además de utilizaciones en las áreas gineco-obstetras, dermatología, odontológicas y de atención en los servicios hospitalarios y pre-hospitalarios.

“Es un gas que se inhala y su efecto es a los pocos segundos de haber realizado la aspiración. Esto dependerá de una técnica correcta, bien dirigida y de la respuesta de cada individuo, ya que la dosis no tiene relación muchas veces con el resultado, sino más bien es el grado de adaptabilidad a las órdenes dadas por el operador al paciente, y la cantidad de mezcla inhalada”, explica Alicia Morales, subgerente de Desarrollo de Negocios Indura Médica.

Tanto el oxígeno como el óxido nitroso son considerados en la farmacopea mundial como medicamentos. Este último es catalogado por definición como un gas, resultado de la descomposición del nitrato de amonio al someterlo a altas temperaturas. Además, su naturaleza insoluble le permite tener una rápida acción y una recuperación igual de veloz una vez terminada su administración.

“Como producto farmacéutico se emplea como gas inductor de anestesia en pabellones quirúrgicos para diversas intervenciones. En esta fase se considera un anestésico débil, lo que significa que es utilizado como inductor de anestesia, capaz de controlar el proceso de angustia propio de un paciente antes de algún procedimiento o situación desconocido”, advierte Morales.

En cuanto a su administración, se hace por medio de una máscara facial, con una dosis autorregulada a través de una válvula de demanda conectada al cilindro que contiene la mezcla. Esta máscara o boquilla oral regula la cantidad de medicamento que requiere el paciente, interrumpiendo su uso inmediatamente y cesando el flujo de gas. “Esto evita la aparición de estados de analgesia y sedación consiente más profundos de los esperados, o la pérdida de los reflejos laríngeos protectores”, aclara la ejecutiva.

Es muy útil en la atención de urgencia donde se requiera alivio en rutinas dermatológicas y ortopédicas, cambio de posición de extremidades, lesiones traumáticas, cólico renales o trauma agudo, así como en procedimientos ambulatorios cortos, como remoción de suturas en áreas dolorosas y sensibles, cambio de apósitos en quemaduras, fisioterapia o limpieza de heridas, quemaduras y suturas, entre otros.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*