add share buttons
Noticias

Estudio Aliméntate Sano: sólo 1 de cada 4 chilenos duerme bien

Por Francisca Orellana

Sólo 1 de cada 4 chilenos tiene una buena calidad de sueño, lo que es preocupante porque dormir bien tiene un impacto directo en la alimentación y hábitos de vida de las personas.

Así lo reveló el estudio desarrollado por el programa “Aliméntate Sano” del Centro de Nutrición Molecular y Enfermedades Crónicas de la Pontificia Universidad Católica (CNMEC-UC), con el apoyo de Fundación Banmédica. 

El estudio analizó los datos de 569 adultos chilenos entre 20 y 76 años de edad, que señalaron que sólo un 19% de las personas reconoció dormir 7 o más horas cada noche, lo habitualmente recomendado para los adultos, y 1 de cada 5 chilenos reconoció haber utilizado medicamentos para dormir en el último mes.

 

Para la neuróloga Dra. Julia Santín, directora del Centro Médico del Sueño UC y experta en trastornos del sueño, “el sueño es esencial para la vida y es la base de numerosos procesos fisiológicos y psicológicos, como un crecimiento normal, la reparación de tejidos, la consolidación de la memoria y el aprendizaje. Por otro lado, los estudios indican que la falta de sueño puede producir alteraciones importantes como un aumento del apetito, una disminución del gasto energético y alteraciones en el metabolismo de la glucosa, todo lo cual genera un mayor riesgo de obesidad y diabetes”.

La psicóloga Nuria Pedrals, investigadora asociada del Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo e integrante del Centro de Nutrición Molecular y Enfermedades Crónicas de la Universidad Católica comenta: “Nuevas investigaciones han revelado sorprendentes vínculos entre dormir bien y el bienestar: en contrate con quienes tienen una mala calidad de sueño, las personas con un buen dormir retienen en su memoria más eventos positivos que negativos, son más agradecidas, tienen mejor humor y mejores relaciones interpersonales, lo que se traduce en un mayor autoreporte de bienestar psicológico y optimismo como lo muestra nuestro estudio”.

Hábitos alimenticios poco saludables: la principal falencia de los adultos jóvenes

Aunque sigue siendo insuficiente globalmente, el consumo de frutas, verduras y legumbres presenta marcadas diferencias a medida que aumenta la edad de los encuestados. Solamente un 17% de los jóvenes de entre 20 y 29 años tiene una ingesta adecuada de porciones diarias de frutas, porcentaje que aumenta a un 34% entre los mayores de 60 años. El porcentaje se duplica también al analizar los mismos tramos de edad en relación a la ingesta de legumbres.

Es muy importante tener en cuenta que múltiples trabajos científicos han demostrado que la alimentación de tipo mediterránea se asocia a menor riesgo de enfermedades crónicas, como la enfermedad cardiovascular, la diabetes, el cáncer y la enfermedad de Alzheimer asó como a una mayor expectativa y mejor calidad de vida” explica la Dra. Inés Urquiaga del Centro de Nutrición Molecular y Enfermedades Crónicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

“La obesidad y el sedentarismo son problemas graves en Chile. Es un asunto que va mucho más allá de lo estético, pues los malos hábitos tienen directa relación con enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión. Es tarea de todos revertir este fenómeno: las familias, los profesores, el mundo público y el privado deben hacer alianzas que generen nueva información y que motiven a romper la inercia de los malos hábitos” sostuvo el doctor Patricio Jara, vocero de la Fundación Banmédica.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*