add share buttons
Noticias

Life Coaching: Una herramienta eficiente para mejorar la calidad de vida

  • Lograr cambios en los distintos dominios de una persona, el familiar, el de pareja o el laboral, entre otros, es el objetivo de este novedoso método que está entrando con fuerza en Chile y que, a diferencia de un tratamiento psicológico, permite que sea la propia persona quien fije sus objetivos.

Si bien el concepto del Coaching se hace más familiar en el ambiente empresarial, la tendencia que está llegando a Chile es la del Life Coaching, cuyo foco está en el logro de una nueva mirada frente a la problemática cotidiana de una persona.

Así lo explica Paulina Arrau, ingeniero comercial y Life Coach, quien destaca que es una especialidad que se distingue por tener como foco los diferentes ámbitos de la vida: el personal, familiar, laboral y social. “Durante el proceso, el Coach no sólo acompaña a su Coachee para que éste logre identificar, definir y alcanzar sus propias metas de éxito y felicidad, si no también, le entrega herramientas que le permitirán tomar conciencia y replantearse la manera en la que está interpretando y experimentando las distintas situaciones con las que convive, como sus dificultades con la pareja, con la familia, los hijos, en el trabajo, en instancias sociales, entre otras”.

¿Coach o psicólogo?

Eso depende de cada persona y de lo que les haga más sentido, hay personas que logran grandes resultados con uno y no con el otro, sin embargo, eso no quiere decir que una terapia sea mejor que la otra, más bien lo que ocurre, es que lo que a unos les sirve a otros no y son quienes necesitan ayuda quienes deben buscar hasta encontrar aquella que se ajusta a la medida.

Paulina Arrau expone que el Coaching es una interacción con una metodología distinta a la del  psicólogo o el consultor. “Si bien yo no soy psicólogo, desde mi experiencia personal puedo decir que un psicólogo atiende pacientes que serán dados de alta una vez que cumplan con ciertos patrones de comportamiento que están definidos como normales, mientras que un coach, atiende personas que no necesitan ser dados de alta porque dejarán de ir a sus sesiones cuando lo estimen conveniente, dado que los objetivos a lograr fueron establecidos por ellas mismas”.

Esta metodología está recomendada para cualquier persona que sienta que no lo está pasando bien, que no sepa como hacer para estar mejor y que este dispuesta a recibir un tipo de ayuda en donde la invitación será a buscar las respuestas que están dentro de si misma.

“Los objetivos principales del Coaching pasan por lograr que el Coachee  tome conciencia de quién está siendo, de que lo está limitando, de cuáles podrían ser los posibles cambios necesarios y definir cómo se lograrán”, agrega Arrau.

 Las sesiones de Life Coaching  son una vez por semana y tiene una duración entre 45 y 60 minutos, con un mínimo de sesiones establecido por el Coach.

“A mi parecer, con un proceso de Coaching se pueden lograr cambios importantes en poco tiempo, las distinciones que se aprenden son herramientas útiles de por vida y  dada la naturaleza de la metodología, es una experiencia en donde el Coachee se sentirá acompañado todo el tiempo”, puntualiza la coach.

Más información en http://lifecoacharrau.cl/

 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*