add share buttons
Noticias

La cirugía bariátrica reduce en un 70% el riesgo de infarto en los obesos mórbidos

La cirugía bariátrica, tipo intervención quirúrgica con la que se logra reducir el peso en los pacientes con obesidad, reduce el riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2 en la población con obesidad mórbida –es decir, las personas un índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 40 kg/m2–. Así lo constatan los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Medicina Tropical e Higiene de Londres (Reino Unido) y publicado en la revista «PLOS Medicine».

Como alerta Ian Douglas, director de la investigación, «la obesidad constituye uno de los principales problemas de salud de nuestra generación. Las tasas de enfermedad cardiovascular, si bien en descenso, son todavía alarmantemente altas. Y la prevalencia de diabetes tipo 2 crece de forma imparable. Por tanto, la identificación de medidas efectivas para hacer frente a la crisis de la obesidad debe ser considerada una prioridad en todas las políticas de salud pública».

5.000 infartos menos

 Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron los historiales clínicos de 3.882 obesos mórbidos sometidos a cirugía bariátrica y de otras 3.882 personas en las que, si bien igualmente afectadas por la enfermedad, no se había llevado a cabo la intervención. Y comparando los resultados de ambos grupos, los resultados mostraron que la intervención se asocia con una reducción de las cifras de presión sanguínea y con una mejoría significativa de la diabetes tipo 2 en los pacientes que ya la habían desarrollado.

Así, y partiendo de la base de que en Reino Unido conviven cerca de 1,4 millones de pacientes con obesidad mórbida, los autores estiman que «si esta población se sometiera a cirugía bariátrica se podrían prevenir 80.000 casos de hipertensión, 40.000 casos de diabetes tipo 2 y hasta 5.000 infartos en solo cuatro años. Es más; 110.000 pacientes con diabetes tipo 2 y 13.000 hipertensos mejorarían notablemente su condición».

Es más; los resultados también constataron que la pérdida, ciertamente significativa, del peso lograda con la cirugía bariátrica se mantuvo a lo largo de los cuatro años de seguimiento del estudio.

Como destaca Ian Douglas, «evidentemente, debe prevenirse la obesidad. Pero mientras tanto, nuestros resultados muestran que, además de ayudar a los pacientes a perder peso de una forma considerable, la cirugía bariátrica mejora las enfermedades relacionadas con la obesidad mórbida y reduce el riesgo de desarrollarlas».

Además de ayudar a los pacientes a perder peso de una forma considerable, la cirugía bariátrica mejora las enfermedades relacionadas con la obesidad mórbida y reduce el riesgo de desarrollarlasIan Douglas

Concretamente, los pacientes sometidos a cirugía bariátrica tenían un riesgo hasta un 70% inferior de padecer un infarto. Y en el caso de aquellos con diabetes tipo 2, se incrementaron hasta 9 veces las probabilidades de mejorar significativamente su enfermedad. Y a todo ello se suma, como refiere Ian Douglas, «que la cirugía bariátrica también se asoció con efectos positivos sobre la angina de pecho y la apnea obstructiva del sueño».

Mejor si bypass gástrico

Y llegados a este punto, ¿todas las intervenciones son igual de efectivas? No. De acuerdo con los resultados del estudio, la pérdida media de peso mantenida a lo largo de cuatro años fue de 38 kg para la cirugía de derivación gástrica –o ‘bypass gástrico’–; de 31 kg para la manga gástrica; y de 20 kg para la banda gástrica.

Sea como fuere, concluye Rachel Batterham, co-autora del estudio, «si bien la cirugía bariátrica es segura y ofrece beneficios para la salud inigualables tanto para la población como para los sistemas sanitarios, menos de un 1% de los pacientes que se podrían beneficiar de la misma se someten a la intervención. Y esto supone una oportunidad perdida para mejorar la salud pública y mejorar los costes sanitarios. En definitiva, deben adoptarse medidas para remediar esta situación».

Fuente: Abc.es

 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*