add share buttons
Noticias

Grupo contra obesidad fundado por Coca-Cola se disuelve

Una organización sin ánimo de lucro financiada por Coca-Cola Co. para combatir la obesidad está en proceso de disolución tras revelaciones sobre la vinculación del fabricante de refrescos con el grupo.

El Global Energy Balance Network dijo en su página de internet el lunes en la noche que está «interrumpiendo operaciones debido a limitaciones de recursos». La decisión tiene efecto inmediato.

El grupo había dicho antes que recibió un «regalo sin restricciones» de Coca-Cola y que el gigante de los refrescos de Atlanta no tenía «implicación» en sus actividades.

La semana pasada, The Associated Press informó sobre la existencia de correos electrónicos que mostraban que Coca-Cola ayudó en la selección de los líderes del grupo, editó su declaración de intenciones y sugirió contenidos para su cibersitio. Preguntado sobre estos contactos, el director ejecutivo de Coca-Cola, Muhtar Kent, dijo en un comunicado que no había transparencia suficiente en lo relativo a la implicación de la compañía.

Coca-Cola dijo también a la AP que aceptó la retirada de Rhona Applebaum, su responsable de salud y ciencia y que inicialmente gestionó la relación con el grupo. La empresa dijo que ya no trabaja con Global Energy Balance Network.

Global Energy Balance Network, dirigido por un profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, empezó a ser cuestionado en agosto luego de que The New York Times reportó que el grupo estaba financiado por Coca-Cola. El 6 de noviembre, la Universidad de Colorado dijo que devolverá el millón de euros donado por la empresa por los problemas que estaba generando.

La Universidad de South Carolina dijo que conservará la donación de 500.000 dólares que recibió del grupo y que no hubo malversación de fondos. Uno de los profesores del centro está también en la directiva del grupo.

Coca-Cola dijo el lunes por la noche que no tenía comentarios y rechazó preguntas sobre el estado de su donación a la Universidad de South Carolina. Un representante del centro no respondió a una petición de comentarios.

Los críticos sostienen que el fabricante de refrescos promociona la idea de «equilibrio energético», o la necesidad de compensar la ingesta de calorías con actividad física, para desviar la atención negativa sobre el exceso de azúcar en sus productos haciendo hincapié en la práctica de deporte.

James Hill, presidente del grupo y profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, no respondió a una petición de comentarios. Steven Blair, vicepresidente de la organización y profesor en la Universidad de South Carolina, tampoco respondió.

Fuente: www.elnuevoherald.com
¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*