add share buttons
Noticias

Conoce los exámenes nutricionales que analizan si tienes obesidad

  • Análisis como la Bioimpedanciometría y la Calorimetría indirecta entregan información más precisa sobre la composición corporal y metabolismo basal

Evaluar la cantidad de grasa de una persona es muy difícil a través de métodos convencionales como el peso, el Índice de Masa Corporal, el perímetro de la cintura o el caliper (medidor), que están sujetos a un margen de error significativo. Sin embargo la bioimpedanciometría ayuda a conocer la composición corporal de manera más exacta.

El análisis determina el porcentaje de grasa y de la masa magra (musculatura) de cada segmento corporal, considerando factores como edad y sexo. Por medio de éstos resultados, el médico puede hacer un diagnóstico más exacto del exceso de peso, lo que permite planificar una pauta alimentaria más personalizada y un tratamiento adecuado según las necesidades y condiciones del paciente, buscando disminuir la grasa corporal y preservar al máximo la masa muscular.

La calorimetría indirecta es un complemente ideal para lo mencionado anteriormente, ya que éste examen no invasivo permite evaluar el metabolismo basal del paciente, entregando como resultado un contraste entre las calorías que gasta y las que consume diariamente, diferencia que se transforma en grasa. De acuerdo a los resultados obtenidos, se crea un tratamiento individualizado de una dieta y ejercicios físicos.

La finalidad de la calorimetría indirecta suele ser la búsqueda de la pérdida de peso, pero también se puede aplicar a personas muy delgadas que necesitan engordar, a deportistas, embarazadas, vegetarianos o personas con un peso adecuado que buscan saber cuántas calorías quema su cuerpo.

La doctora del centro médico Benefit, Macarena Samhan, especializada y magíster en nutrición, recomienda éstos tratamientos porque “permiten perder peso en base a pérdida de grasa y no bajan el porcentaje de masa corporal, como suele suceder con las dietas flash o milagrosas que son muy restrictivas y con bajo aporte calórico, las que pueden poner en riesgo nuestra salud, especialmente el sistema inmunitario y nervioso”.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*