add share buttons
Noticias

¿Cómo EE.UU. logró bajar los casos de diabetes?

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) actualizaron las cifras de nuevos casos de diabetes en el país. Según los datos, en 2014 se registraron un millón 437 mil nuevos casos, consolidándose por primera vez en los últimos 25 años una tendencia a la baja en la enfermedad. 

Si en 1980 se diagnosticaron 493 mil adultos con diabetes, en 2009 la cifra se elevó a un millón 732 mil nuevos pacientes. Desde entonces, la cantidad de nuevos enfermos ha ido disminuyendo. “Al principio fue un poco sorprendente porque había llegado a estar tan acostumbrado a ver aumentos en todas partes”, dijo al New York Times Edward Gregg, uno de los principales investigadores de la diabetes de los CDC.

Aunque todavía los expertos no son enfáticos en señalar si la baja se debe a que ya se llegó al peak de la enfermedad o a que las medidas están funcionando, sí reconocen que los hábitos de alimentación y de vida de los estadounidenses están cambiando.

La cantidad de bebidas azucaradas, por ejemplo, se ha reducido en casi 25% desde los 90. Algo similar está ocurriendo con la cantidad de calorías que ingiere la población. A lo anterior se suma un aumento en la actividad física, indica el informe publicado en La Tercera.

Carmen Gloria Aylwin, vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (Soched), cree que esta disminución se debe a la mejoría que los estadounidenses han conseguido en hábitos saludables y ejercicios. “Las autoridades y los medios de comunicación llevan años advirtiendo a la población sobre lo poco saludable que es la obesidad. Más obesidad es más diabetes. Si se toman medidas para combatirla, con el tiempo deben disminuir también los casos de diabetes”, dice.

En Chile, hoy 1.513.410 personas padecen diabetes, el 12% de la población adulta, la cifra más alta de América del Sur. Se estima que en 20 años más, la cantidad de pacientes con esta enfermedad llegará a 1.840.700.

La última Encuesta Nacional de Salud 2010 tampoco entrega noticias alentadoras. Según ésta el 9,4% de la población tenía diabetes hace cinco años y casi el 95% de ellos, diabetes tipo 2, relacionada con la obesidad. “Tenemos que cambiar el estilo de vida. Lo de EE.UU. nos demuestra que es posible. La diabetes es una enfermedad que se puede prevenir y la mejor forma de hacerlo es con un estilo de vida sano y ejercicios, más que con medicamentos. Si una persona con el metabolismo de la glucosa alterado (prediabetes) hace cambios en su vida, disminuye en 60% el riesgo de tener la enfermedad”, dice Aylwin.

Jorge Merino, médico de la Asociación de Diabéticos de Chile, dice que en el país faltan políticas que fomenten la alimentación sana, la práctica de ejercicios y que las  personas tengan  más acceso a la educación sobre la enfermedad.“Si no se reduce la obesidad no se puede disminuir la diabetes”, explica.

Fuente: La Tercera

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*